«VIDRIERAS EFECTIVAS», la propuesta que se llevó adelante este martes en el Centro Comercial e Industrial

«VIDRIERAS EFECTIVAS», la propuesta que se llevó adelante este martes en el Centro Comercial e Industrial
Anuncio

En la noche del martes, el Centro Comercial de Gálvez propuso el curso teórico-práctico VIDRIERAS EFECTIVAS, a cargo de la lic. Carina Lowenstein, y al que asistieron socios y no socios de la entidad. La disertante llegó a la ciudad a través de FECECO, «que ofrece propuestas de capacitación en los centros comerciales de la provincia en distintas temáticas, a mi cargo está el tema de marketing del punto de venta y vidrieras, que es este curso, también el curso de ventas de negociación y otro que es el curso de atención al cliente, porque no es sólo la vidriera, sino también cómo me atienden adentro, y es el espejo de lo que sucede en las redes sociales. Ya hemos charlado para traerlo al curso de atención al cliente, dado que convoca muchísima gente porque es transversal a todas las actividades y a todos los rubros».

Respecto al curso de este martes, «trabajamos marketing del punto de venta y armado de vidrieras para que cada comercio se lleve herramientas para hacer mejoras en los locales». La vidriera, entendió Lowenstein, «es el vendedor silencioso… Tiene que estar las 24 horas presentable, mostrando los productos bien ordenados, por supuesto iluminada de noche, renovándose a cada rato e impecable, porque es la cara visible del local. Es una parte de la marca: la vidriera, la fachada y la identidad del local en sí».

Para tener una vidriera «efectiva», detalló: «Se arma teniendo una estructura básica teniendo en cuenta qué voy a poner en el piso, y que no puede estar al ras del piso sino un poquito más arriba teniendo un sistema de alturas, con distintos módulos para poder poner los productos o los maniquíes, y también teniendo un fondo que refleje lo que quiere comunicar la marca».

Además entendió que no es necesaria la ayuda profesional para su armado, sino que «uno mismo lo puede hacer, poniéndole un poco de ganas, dedicación y cariño, y con ciertos tips, uno lo puede armar. Uno lo tiene que pensar, planificar, armar y lo tiene que renovar, es nuestra obligación, porque tenemos comercio y que sostener las ventas». «Acá hay un dato -añadió sobre su renovación- que es más vale pocos elementos con una alta rotación, por ejemplo, quincenal. La situación ideal sería semanal/quincenal, con pocos elementos y el efecto novedad es muy importante porque como si fuera en redes sociales, es lo mismo, tengo que ir cambiando más seguido. Por ejemplo, tengo una tienda de indumentaria, todo el tiempo estoy ingresando lo nuevo, estoy en un lugar céntrico donde pasa mucha gente, donde hay bares, pasa la gente a comer el fin de semana, se queda la noche prendida la luz de la vidriera, la cambio entonces todos los viernes, y el cambio se tiene que notar: cambio de lugar los elementos de la vidriera, cambio de lugar las ropas, si puse fucsia, después me voy a ir al verde, tiene que ser un cambio relevante«.

En cuanto a las luces prendidas, indicó: «Qué pregunta clave… Tenemos que tener un reloj, el reloj tiene que tener un corte, en horario yo diría que va de la mano de la rotación del público en esa zona, sobre todo fin de semana. Es decir, si acá están los gastronómicos y la gente viene a comer y el movimiento termina a la una de la mañana, bueno, ya está con que esté hasta la una, una y media prendida, porque aprovecho ese flujo de gente que camina hasta el auto y que puede ver mi vidriera, y luego con el reloj se corta automáticamente».

También remarcó que las redes sociales «van de la mano, porque la vidriera es parte de la estrategia de marketing del local y es muy importante cuando yo hago un cambio de vidriera, comunicarlo en mis redes sociales, porque estoy invitando a la gente a venir, le cuento que no se pierdas estas novedades, ‘pasa por mi local que llegó todo lo nuevo y lo ves en mi vidriera’… Es decir, van de la mano y funcionan de manera integrada».

Finalmente, dejó como mensaje que «el comerciante tiene que ponerse las pilas, aprender, buscar ayuda, a lo mejor hay algún diseñador gráfico o decorador de interiores. El diseñador es una parte importante también porque hace la identidad de la empresa, también hay arquitectos de los que podemos aprender o a lo mejor contratarlos para una fecha especial como Navidad y después capacitar a alguien de mi personal al que le guste y tenga vocación para que haga esta rotación permanente de la que estamos hablando».

GH PLAY

Cargando...

Banner Estudio A

Banner Pozzi

Banner Collage

Banner Quaranta

czerweny.ar

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ