En el Colegio del Calvario presentaron el libro «La participación socio-política de las mujeres en contexto de pobreza»

Anuncio

Este lunes por la tarde, en el Colegio del Calvario, presentaron el libro «La participación socio-política de las mujeres en contexto de pobreza». El acto contó con la vista de su autora, Carolina Acosta, Licenciada en Trabajo Social por la Universidad Nacional de Misiones, Asistente social por la Escuela de Servicio Social de Santa Fe (actualmente Facultad), quien estuvo acompañada por las autoridades de la entidad educativa.

Desde 1998 Acosta forma parte de la Congregación de Hermanas de Nuestra Señora del Calvario, vive actualmente en la comunidad calvariana de Oberá, provincia de Misiones, y se dedica a la intervención en violencia de género y el acompañamiento de mujeres en esta situación, como miembro del Proyecto Ecuménico «El Encuentro nos Transforma», desde el 2013 hasta hoy.

«La autora nos viene a contar un trabajo en relación a su investigación en la Provincia de Chaco respecto de la participación de las mujeres en contexto de pobreza», comentó a GálvezHOY la Profesora Virginia Mas.

«Es una investigación social cualitativa en la ciudad de Fontana en Chaco, localidad vecina a Resistencia, y desarrolla lo que es la participación de las mujeres en contexto de pobreza participando en sistema de microcréditos», explicó la religiosa. En tal sentido, detalló que «existe una asociación civil llamada Lapacho que empezó a intervenir con la gran crisis de 2001 otorgando pequeños créditos a mujeres de sectores populares para que puedan superar la pobreza y eso es lo que desarrollo en el libro».

Durante su estadía en la ciudad, Acosta trabajó con alumnos de 5to año y del Nivel Terciario al tiempo que destacó que «el Sistema Grameen nació en Bangladesh, país que a finales de la década del ’70 era el más pobre del mundo, y es un sistema sumamente cooperativo de trabajo en equipo, muy solidario, donde las mujeres pasan por un período de 6 a 8 meses en formación reunidas en grupos donde cada una se compromete por su compañera, con el propósito de hacer devoluciones pequeñas y si alguna no puede, las compañeras asumen la responsabilidad, lo que garantiza la efectividad del método».

La aplicación de este tipo de sistemas da muy buenos resultados porque «ayuda a que la persona no dependa solamente del estado sino que promueve el autoempleo, lo que genera un empoderamiento efectivo de las mujeres, pudiendo desarrollar sus capacidades y generar la propia fuente de ingresos», afirmó Acosta.

Actualmente, la religiosa trabaja en Oberá con un equipo que aborda la violencia de género, «una situación que siempre existió pero antes no se denunciaba o no se hacía pública y ahora se logró que pueda visibilizarse y que se asuma como un problema social y no un problema individual», finalizó.

 

GH PLAY

Cargando...

czerweny.ar

Banner Pozzi

Banner Quaranta

Banner Collage

banner GRUPO INMOBILIARIO

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ