En la empresa familiar «lo fundamental es la comunicación, y el compromiso»

En la empresa familiar «lo fundamental es la comunicación, y el compromiso»
Anuncio

Bajo el nombre EMPRESAS FAMILIARES, este martes se desarrolló una interesante charla auspiciada por GRUPO ARCE. El disertante fue Christian Gentili, especialista en Empresas de Familia, quien abordó los principales puntos de conflicto y las soluciones que se pueden brindar a este tipo de empresas.

Virginia Arce, de la firma organizadora del evento, agradeció a Gentilli y sostuvo que «éste es un tema que nos importa mucho porque nosotros somos una empresa familiar, yo soy tercera generación en la empresa, y hace un tiempo que empezamos a incursionar en este tema. También nos parece importante que todas las familias empresarias tengan en cuenta que hay profesionales capacitados para ayudarlos en todas las etapas y conflictos particulares, por lo que nos pareció una buena idea que pueda brindar información para todos los que trabajamos en empresas familiares». Además, «desde Grupo Arce pensamos realizar más charlas durante todo el año y para la comunidad, ya sea de esta temática o sobre seguros, inmobiliaria, contable o consultoría que estamos largando también».

Por su parte, Gentili indicó que con este tipo de encuentros, «voy recabando experiencias… Lo bueno es que esta problemática la encontrás en el mundo, en Italia, en los viñedos en Francia, con los mismos problemas: de padres con hijos, y de hijos con padres, y todo termina en que siempre el nudo es un problema de comunicación generacional. Pero cuando empezás a encontrar los lazos, empezás a hablar, cuando empezás a desarrollar el protocolo, que es ese lugar de encuentro común, la comunicación empieza a fluir y te das cuenta que los problemas no son tanto como parecen».

En el desarrollo de la empresa familiar, lo fundamental «es la comunicación y el compromiso. El compromiso a veces está, pero falla lo segundo, ¿no?, que el padre te dice que a mi hijo no lo puedo hacer venir, que no me cumple, que no lo puedo delegar, y el hijo te dice no me da, no me da lugar, y cuándo me lo da, no me explica y si yo doy una orden viene y la contradice… Son problemas de comunicación». «También hay que analizar cuándo es el momento justo para retirarse o para incorporarse a la empresa, y de qué forma», añadió.

«El primer disparador que lanzo – dijo Gentili sobre la charla- es si la empresa familiar debe ser dadora de mano de obra. Es decir, si vos generaste una empresa y tu familiar entra a trabajar y no importa si está preparado o no, es todo un tema. Si va a ingresar el familiar que está preparado es una cosa, y si hay una vacante en la empresa, es otra. Y ahí es donde se da que las empresas tienen éxito y otras que no tienen éxito».

También se refirió a la importancia del rol del padre dentro de la empresa, «porque pasan los años y más allá de la figura del padre está la figura del patrón, en este caso, del dueño y el propietario. En la empresa de familia te coincide en dos, dos estructuras superpuestas. Por un lado, lo que es la familia, los lazos afectivos, y por otro lado, la empresa, que son las relaciones económicas y profesionales. Yo soy el padre, soy el que te da o el que te quita. El que te premia o el que te castiga. Entonces, si yo cedo eso a mi hijo, de ahí viene el tema de la sucesión. Porque el domingo me traen los nietos, o no me traen los nietos, y no hay que olvidar la personalidad del fundador, que es muy fuerte, por eso armó la empresa. Y el hijo lo quiere correr…».

«Dentro del protocolo también establecí cómo es la salida… -finalizó Gentili-. El tema es mantener la empresa y la familia. Hay un fino equilibrio y ahí es donde nosotros decimos que hay que poner profesionales a tratar este tema. O sea, muchas empresas quieren manejarlo solos, y generalmente terminan mal. Me ha tocado entrar en familias de más de 80 años en la empresa y familiares que han terminado a los golpes… Siempre es todo un proceso, hay que prepararlo, son procesos que llevan de a uno o dos años, preparar un sucesor puede llevar cinco años, pero tenés que empezar y planificarlo, y si no está planificado, termina mal. Es como el deporte: te das cuenta entre un equipo que está trabajado y un equipo que no está trabajado…».

 

 

 

 

 

GH PLAY

Cargando...

Banner Collage

czerweny.ar

Banner Pozzi

Banner Quaranta

banner GRUPO INMOBILIARIO

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ