Anuncio

Seleccionar página

Vigilia por el 2 de abril: una parte de nuestra historia ahora se erige en la plazoleta en honor a los Veteranos

Vigilia por el 2 de abril: una parte de nuestra historia ahora se erige en la plazoleta en honor a los Veteranos
Anuncio

La ciudad reconoció una vez más, a sus héroes de Malvinas. La vigilia para recibir el 2 de abril ya forma parte de la actividad protocolar del Municipio a partir de la ordenanza aprobada recientemente por el Concejo Municipal y la primera experiencia tras esta normativa se vivió este lunes. Poco después de las 22, veteranos de Malvinas del Centro de ex combatientes «Henry Castro», hijos integrantes de Generación Malvinas, el intendente Mariano Busso, concejales, la vicegobernadora Gisela Scaglia, el senador Leonardo Diana y público en general, se congregaron en el playón del Ferrocarril y marcharon con velas -encabezados por un autobomba de Bomberos Voluntarios y escoltados por motos de Tránsito- partiendo por calle Lisandro de la Torre para doblar en Avda. de Mayo hasta llegar al cenotafio de calle 20 de Junio y Liniers, para iniciarse las actividades en la plazoleta que honra a los ex combatientes.

Allí se presentó la Fusión Coral Encanto Loma Alta, dirigida por Rodolfo Porta, donde tres de sus integrantes interpretaron temas como solistas (una pareja de baile del grupo Chacarereando ando acompañó algunos de sus temas) y luego lo hizo la masa coral, esperando la llegada de la medianoche.

Minutos antes de las 0hs. comenzó el acto oficial, actividad de la que también participaron la diputada nacional Magalí Mastaler y el jefe de la UR XV Martín Farías.

Tras el Himno Nacional Argentino interpretado por el coro presente, hubo un minuto de silencio, se cantó la Marcha de Malvinas, y en representación de los hijos de ex combatientes, se compartió una carta leída por Jesica Tavella, hija de Raúl, quien fuera era parte de la tripulación del Ara General Belgrano cuando fue hundido por los ingleses, y que en un fragmento expresaba: «Cuando íbamos a la escuela y nos preguntaban cosas acerca de Malvinas, ya que nuestros padres habían estado en la guerra, no sabíamos qué contestar. Si ni siquiera nosotros como hijos sabíamos nada. Estos son algunos de los puntos en común que tenemos los hijos de Malvinas. Hace un tiempo atrás mi papá me contó lo vivido en el hundimiento del crucero, y me quedaron resonando las palabras sentimos el verdadero peso del agua. Fue en el momento en que estaban en la balsa esperando que los rescataran, sin tener la certeza que lo harían. Atravesando una tormenta, imagínense, en medio del océano, donde las olas superaban los 12 metros de altura. ¿Cuántas cosas faltan por saber, no? Nunca nadie, que no haya estado en una guerra, podrá entender qué les pasó, qué vieron, qué sintieron, y cómo se sienten hoy, 42 años después. Es mentira que el tiempo cura las heridas, más cuando toda la sociedad toma a la ligera la muerte de estos soldados, que aún eran adolescentes cuando se enfrentaron a una guerra desigual».

Más tarde, el veterano de Malvinas Mario Peruchena fue quien hizo uso de la palabra en nombre de Raúl Tavella, Horacio Geretto, Horacio Lisa y Juan Carlos Rodríguez (que no estuvo presente en esta oportunidad): «La soberanía no es negociable. No tiene que ser negociable para ningún argentino. Espero que en el futuro se tomen cartas en el asunto y se empiece a trabajar para frenar eso, porque no es bueno. Ésta es una linda vigilia, la verdad que estamos muy conformes. Tuvo un toque distinto el hecho de haber incorporado acá al cenotafio esa paleta de la hélice de un avión Electra, que transportaba tropas y pertrechos en el conflicto de Malvinas, es muy importante es algo histórico que va a quedar acá, y que va a quedar como patrimonio de Gálvez».

También agradeció a la comunidad y a las autoridades galvenses por el respaldo permanente a la causa Malvinas, a la vicegobernadora Scaglia por estar presente, y finalizó: «Hemos sabido contar bien la historia, se las hemos contado nosotros, los veteranos de guerra. Me doy cuenta que sirvió, que sirvieron todos estos años porque hemos logrado malvinizar, lo hemos logrado instalar en las escuelas que nos llaman periódicamente para ofrecer charlas, lo hemos logrado instalar en la ciudadanía, y creo que tenemos que estar conformes en ese sentido, aunque falta mucho por hacer. La verdad de Malvinas todavía no se sabe, hay muchas cosas que no se saben y con el tiempo creo que se van a saber», subrayando que «el soldado no muere en el frente de batalla, sino que muere cuando lo olvidan».

Los hijos de veteranos entregaron un obsequio al intendente Mariano Busso, al sargento Luciano Francone de Bomberos Voluntarios, al Concejo Municipal, y a Graciela Fleury del Rotary Club Gálvez.

El intendente Mariano Busso también se dirigió a los presentes señalando que esta actividad «la veníamos charlando con los veteranos y con los familiares también, la veníamos hablando cuando uno también estaba en el Honorable Concejo Municipal… hay que entender que son contemporáneos nuestros y hay que consultarles, lo tenemos aquí y lo que más resaltan siempre es la vigilia, la espera de la hora cero horas del 2 de abril. Esos primeros segundos para recordar lo que fue, en este caso ya pasaron 42 años y lo que decía Mario (Peruchena) también en su discurso, dentro del acto, aquí no hay cuestiones políticas de por medio: las Malvinas fueron, son y serán argentinas y tenemos que seguir defendiéndolas desde ese punto de vista, y por eso me parece importante este acto para reivindicar este espacio público también, esta esquina emblemática de la ciudad entre la Avenida 20 de Junio y 25 de Mayo, frente al Cenotafio, que como lo dijo Mario, también pocas ciudades que lo tienen. Nosotros tenemos que darle más vida a estos espacios y hoy justamente con la inauguración de una hélice también, que consiguió Rotary, que en verdad fueron gestiones que hizo el funcionario Carlos Salguero».

La vicegobernadora Gisela Scaglia trajo el saludo del gobernador Maximiliano Pullaro y se refirió al día de hoy como una jornada que «se vive con la tristeza del momento que nos pasó, de los caídos, de los héroes que están acá y que tenemos que aprender todos a valorar por lo que hicieron siendo tan jóvenes. Éste es un momento donde uno tiene que rendir homenaje a nuestra historia y también seguir dando las peleas y las luchas para que las Malvinas vuelvan a ser territorio soberano de la República Argentina».

Y a su término, se descubrió la sorpresa de la noche: una pala de hélice perteneciente a un avión Electra que llegó a Gálvez por una idea de Carlos Salguero, actual secretario de finanzas del municipio, quien realizó las gestiones a través del Rotary Club, recibiendo la donación del Museo Aeronaval «Comandante Espora» (cabe destacar que estos aviones se utilizaron en la guerra para transporte de enseres y mercadería).

Finalmente, la joven Julieta Amprimo -en representación de los jóvenes de Rotaract, que también participaron de la actividad- compartió una poesía de su autoría sobre la guerra de Malvinas, cerrando el acto oficial. Pero el espectáculo continuó: la presentación del grupo folklórico «Los de Gálvez» hizo bailar a los presentes.

 

El mensaje del senador Diana

Tras el acto, el senador Leonardo Diana tambiénmdejó un mensaje sobre este día subrayando: «Siempre conmemoramos la memoria de aquellos que quedaron en Malvinas y a los combatientes, que hoy tenemos presentes en nuestra ciudad y que son la historia vigente, con todo lo que les debemos y todo lo que tenemos que seguir haciendo por ellos y por los que quedaron allá. Felicito al intendente, porque realmente ha sido un acto muy correcto, muy lindo, me llena de orgullo que haya participado nuestra vicegobernadora y más allá de cambios de gobierno, me reconforta que la agenda Malvinas siempre este presente en la Municipalidad de Gálvez, y la gente ha sido muy solidaria, nos ha acompañado en una noche fresca pero que no impidió que vinieran al acto».

 

 

 

GH PLAY

Cargando...

Banner Collage

BUSCA TRABAJO PLAYERO

Banner Quaranta

czerweny.ar

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ