La galvense Mariela Guadagnoli, entre los 50 mejores maestros del mundo

Anuncio

EN LA FOTO; MARIELA JUNTO A SUS ALUMNOS, INTEGRANTES DEL PROYECTO «ADOQUINES ECOLóGICOS».

 

 

La galvense Mariela Guadagnoli y la santiagueña Cecilia Muñoz fueron seleccionadas entre los finalistas del Global Teacher Prize, que reparte un millón de dólares. De los 50 docentes que integran la nómina, los 10 que pasan a la última etapa se conocerán en junio.

 

Las dos docentes fueron seleccionadas entre los mejores 50 maestros del mundo y están como finalistas del Global Teacher Prize, considerado como el “Nobel de Educación”.

Muñoz es profesora de inglés en la Escuela Primaria N° 751 Teniente General “Juan Carlos Sánchez”, de Bandera, una pequeña ciudad santiagueña. Por su parte, Guadagnoli da clases de construcción y dibujo en cuatro escuelas técnicas de Gálvez, Santa Fe

Las maestras argentinas están en carrera por el millón de dólares de premio que entrega la Fundación Varkey en alianza con la Unesco. Ambas fueron nominadas entre 12.000 docentes que se postularon a la sexta edición del galardón, procedentes de 140 países del mundo.

“Las historias de Mariela y de Carolina son realmente inspiradoras. Pero no sólo para los chicos y chicas de sus escuelas, sino también para otros maestros y el resto de la sociedad. Ellas, cada una en contextos diversos, han logrado despertar el interés de sus alumnos involucrándolos con aprendizajes para toda la vida. Nosotros, como sociedad, tenemos la oportunidad de comprometernos, apoyando y celebrando la tarea de cada docente que en silencio está transformando la vida de sus estudiantes”, dijo Agustín Porres, director regional para Latam de Fundación Varkey.

El comité encargado de seleccionar a los candidatos se rige por distintos parámetros: buscan que docentes que empleen prácticas de enseñanza eficaces e innovadoras, que puedan replicarse y ampliarse, que hayan obtenido resultados de aprendizaje verificables y que hayan impacto en sus comunidades. Las dos maestras argentinas cumplen con esos criterios.

 

 

La historia de «May»

Su bisabuelo fue el primer docente de la ciudad. Incluso una calle en Gálvez, Santa Fe, lleva su nombre. Su abuela era profesora de piano, su madre fue maestra de grado. Por tradición familiar, aunque Mariela estudió arquitectura, tiene la docencia en la sangre.

Y más allá que ejerce como arquitecta, «May» da clases en cuatro escuelas, y en la EETP N° 456,  diseñó un proyecto de confección de adoquines ecológicos que después le valió distintos reconocimientos, además de la nominación en el Global Teacher Prize. “En la escuela enseño lo que más me gusta, sobre todo la experiencia que tengo en las obras. Y me permite jugar con los materiales y aprender junto a mis alumnos».

Durante dos años, con sus estudiantes investigaron de qué manera podían hacer adoquines, con las medidas que exige el municipio, a base de materiales ecológicos. Descubrieron que el telgopor reciclado era resistente para formar la base y que la carpeta -el material que recubre- se podía generar con un químico que no contamina el piso y continúa siendo permeable.

“El proyecto se hizo muy conocido en la ciudad”, dice Guadagnoli. Y ahora la intención es patentar el adoquín con el químico en cuestión y, en caso de ganar el premio, hacer escalar la iniciativa: que el proyecto escolar se transforme en un emprendimiento que involucre por ejemplo a galvenses desocupados y a los chicos con adicciones. “La escuela es el espacio ideal -piensa- para sortear problemas de contexto, o de falta de oportunidades”.

 

 

FUENTE: INFOBAE-CLARIN / EDICION: GálvezHOY

GH PLAY

Cargando...

czerweny.ar

Banner Pozzi

Banner Collage

Banner Quaranta

banner GRUPO INMOBILIARIO

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ