En el Día del Joyero y Relojero, cómo se hace una joya???

Anuncio
Cada 3 de noviembre se celebra el Día Internacional del Joyero y Relojero y es una conmemoración al trabajo realizado por todos ellos que cada día se esfuerzan para que sus clientes estén satisfechos con las compras realizadas.
El origen se encuentra en la conmemoración del nacimiento de Benvenuto Cellini, el 3 de noviembre de 1500. Cellini fue un gran escultor y joyero que llegó a realizar obras importantes como el crucifijo que Francisco de Médicis regaló a Felipe II en 1576, y de ahí la conmemoración.

En la actualidad, el joyero es un profesional dedicado a fabricar, reparar y comercializar artículos de joyería. La joyería es tanto la producción de las joyas, como su comercio, así como el lugar en el que se ponen a la venta. Son observadores y creativos para elaborar sus joyas y personalizarlas y se dedican a la elaboración de anillos, pulseras, broches, pendientes, collares, brazaletes. Para la realización de su trabajo utilizan diversos y variados materiales como el oro, la plata y usan piedras preciosas para su decoración.

 

CÓMO SE HACE UNA JOYA

En la ciudad, Sergio Obuljen -propietario de ARSENIO JOYAS- sabe de lo que hablamos… «Yo soy joyero porque la joya es aquel elemento artesanal usado como adorno personal y que normalmente se lleva en el cuerpo«, comenta, lo que distinguió de la orfebrería, «que es el oficio de quienes, con las mismas técnicas y mismos metales, fabrican objetos de decoración o de uso como jarrones, bandejas o todo lo que sea platería criolla como facones, pretales o estribos».

Con 35 años en el rubro -de los cuales casi 7 lleva en Gálvez-, tuvo distintos talleres y comercios, fundó el Instituto Crisol de Rosario junto a un socio y dio clases para adultos durante 18 años, y recuerda con cariño «el honor de ganar el primer concurso de diseño de joyas de la República Argentina en el año 1997, organizado por la Cámara de Industriales y Comercios de Joyería de la República Argentina».

La pregunta es cómo se realiza un joya. «Todo comienza con un dibujo o boceto para visualizar lo mejor posible la idea a desarrollar»: el diseño se realiza en papel y es uno de los pasos más creativos del autor. Hoy, además se cuenta con programas de diseño muy avanzados.

Luego, redondeó, «se preparan y funden los metales que sean necesarios, para después pasar el proceso de laminado, hilado o forjado, que es donde se le da la forma primaria o principal a la pieza, y finalmente se hacen los retoques de limas, engastes, grabados y acabados. Y el paso final: se limpia con desengrasantes y se seca con aire a presión o aserrín para no dejar marcas del enjuague». Así, la joya está lista.

La tecnología ha ayudado a acelerar los procesos a través de soldaduras electrónicas, limpieza de ultrasonido, impresión 3D de moldes y pantógrafos de grabado láser, «pero en particular, yo mantengo en un 80% de los procesos, los modos milenarios y artesanales, continuó Sergio.

Y más allá de crear un dije, o una pulsera o anillos, además acuna dos muy lindos proyectos para Gálvez: «Sueño con poder llevarlos a cabo algún día… Uno es la restauración a original y tecnificación del reloj del Palacio Municipal, y el otro, en un trabajo conjunto que propondría a las escuelas, el diseñar y realizar la llave de la ciudad».

 

GH PLAY

Cargando...

Banner Collage

czerweny.ar

banner GRUPO INMOBILIARIO

Banner Pozzi

Banner Quaranta

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ