«Gálvez tiene que saber que la gente viaja porque tenemos que seguir trabajando»

«Gálvez tiene que saber que la gente viaja porque tenemos que seguir trabajando»
Anuncio

El día miércoles se conoció en la ciudad que se había aplicado el protocolo ante la aparición de un caso con síntomas similares al Covid-19 que pertenecían a un camionero de Motores Czerweny S.A. que había viajado a Buenos Aires. Por las redes sociales comenzaron a circular diferentes versiones y audios, pero en horas de la tarde llegó la tranquilidad al difundirse que los resultados de laboratorio, dieron negativo para coronavirus.

Ante esta situación María Carina Ayub, presidente de la firma local, señaló que ayer se vivió una jornada «muy complicada» en la empresa, relatando que «a primera hora de la mañana nos enteramos que José Gordillo, un chofer nuestro, estaba siendo asistido en el hospital por una supuesta situación de Covid-19. Rápidamente activamos nuestro protocolo, aunque yo tenía toda la tranquilidad de que iba a dar negativo porque se cumplió con todo a rajatabla».

Ayub sostuvo que este empleado «fue el único asignado para esa tarea específica de viajar a Buenos Aires, donde se cuidaron y se tuvieron todos los recaudos para que no sucediera nada. Por ejemplo, todos los lugares donde José va, tienen exactamente los protocolos como nosotros, que son las empresas grandes como Aluar, Siderar o Imsa, entonces estábamos tranquilos».

También entendió que «podemos dar todas las capacitaciones pero depende de la persona, y por eso lo elegí a él, porque sé que es una persona extremadamente responsable… El va una vez cada 20 días a Buenos Aires porque para nosotros es esencial y no podemos delegarlo ni mandar a buscarlo con otro transporte. Después que empezó toda esta situación del Covid y nosotros pudimos empezar a trabajar, la empresa tomó la decisión de tercerizar todo el transporte para justamente minimizar los riesgos aquí en Gálvez. De todas formas, activamos el protocolo: se llamó a las pocas personas que tuvieron contacto con él hasta tener el resultado», que fue negativo.

Sobre la salud del chofer, contó que «está con un problemita respiratorio que es ajeno al coronavirus,» e instó a «no relajarse…. Gálvez tiene que saber que la gente viaja porque tenemos que seguir trabajando, ya que esta es una actividad también esencial… Nosotros estamos exceptuados por tres rubros, uno que es salud, porque también hacemos motores para la salud, para todo lo que es ferreterías y todo lo que es el agro. Hay que seguir, hay que tomar las precauciones, hay que lavarse las manos, y si no nos relajamos y no nos descuidamos, no va a pasar nada, eso es lo que tiene que entender la gente en cuenta. El trabajo no contagia, lo que contagia son las personas que son imprudentes y no toman las medidas de precaución«.

Carina hizo entonces un fuerte llamado a no prejuzgar: «Esto es muy feo para quien pone el cuerpo, la vida, el alma para trabajar, y gracias a José que fue a Buenos Aires y trajo los insumos, la planta puede estar activa, si no, ninguno tendríamos trabajo. Entonces, lejos de discriminarlo como si fuera un leproso, hay que felicitarlo y apoyarlo. Toda la sociedad, y no hablo sólo de Gálvez, tiene que mirarse para dentro, y no mirar solamente lo que le está pasando al otro. Creo que ahí es donde hay que cambiar un poquito como país, como sociedad, y ser consciente y cuidarnos uno, pero también cuidar al otro».

 

LOS PROTOCOLOS EN LA EMPRESA

Carina Ayub estuvo acompañada por Adrián Giorgiani, licenciado en Seguridad e Higiene, quien explicó puntualmente cómo se cumplen los protocolos en la firma:

«Los camioneros, como todos los empleados, tuvieron capacitaciones: se les toma la temperatura todos los días cada vez que ingresan a la fábrica, si bien no entran a la parte de la planta cuando viajan a lugares lejanos como Buenos Aires o Rosario, donde hay circulación de virus, por lo que se tomó la precaución de que por 72 horas no vengan a trabajar».

Al respecto remarcó que «es una medida que tomamos para evitar que se dé alguna situación de riesgo o algún síntoma, entonces dentro de las 72 horas podemos descubrir si lo hay y nos avisan al instante, y ahí activamos el protocolo para que se mantenga en la casa aislado totalmente y damos aviso al hospital o sanatorio cómo se hizo en este caso». Sobre este caso puntual, informó que «regresó el viernes, estuvo viernes, sábado, domingo y lunes en su casa, y el día miércoles por la madrugada entre la 1:30 o 2:00 de la mañana tiene problemas y activa el protocolo llamando al 0-800 de la Provincia».

En tanto, para los trabajadores de planta se estableció «respetar las distancias… Van ingresando, se les toma la temperatura, hay una barrera sanitaria con lavado de manos, con alcohol en gel y de pies con la parte de lavandina, fichan y va cada uno a su puesto de trabajo, con las medidas de seguridad correspondientes. A la hora del desayuno, cuando la gente está sin protector facial y sin barbijo, se respetan las distancias de 2 metros para evitar el tema de contagios».

De todas formas, finalizó, «estamos revisando, charlando con Carina e insistiendo en este tema, porque la gente es como que busca relajarse, no sólo acá en Gálvez… Estamos todo el día tratando de que cumplan con los protocolos y sino lamentablemente tendrán alguna advertencia o sanción, porque tenemos que cuidarnos todos».

 

GH PLAY

Cargando...

Banner Collage

Banner Quaranta

czerweny.ar

Banner Pozzi

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ