A dos años de las restricciones por la pandemia, la ministra Martorano hizo un balance de lo vivido

A dos años de las restricciones por la pandemia, la ministra Martorano hizo un balance de lo vivido
Anuncio
La ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, hizo un balance de lo que vivieron los santafesinos a partir de la llegada del Covid.

«En principio, cuando nos ponemos a mirar en retrospectiva, pasaron muchas cosas y muy rápido. No llegamos a asimilar lo que ocurrió. Si volvemos tres años atrás y vemos una foto de hoy nos veríamos con barbijo y no lo entenderíamos. Esto nos interpeló mundialmente. Es una catástrofe sanitaria mundial. Nos hizo cambiar la manera de ver la vida a cada uno de nosotros. Teníamos una determinada vida y hubo un cambio absoluto de paradigma en las relaciones, en la educación, en la socialización. Eso es muy fuerte», sostuvo.

«Como ministra de Salud digo que nos tocó transcurrir esto y pudimos estar a la altura de las circunstancias», entendió sobre la cuestión sanitaria, «la provincia de Santa Fe tiene más de 735.000 casos y cuando esto comenzó se hablaba de 250.000 casos en el país y 20.000 en Santa Fe. Creo que si nos decían estos números salíamos corriendo. Sin embargo, se atendieron todos en tiempo, en forma y en calidad. La calidad la evaluamos en la letalidad. Santa Fe tiene el 1,23, lo que nos muestra que estamos parejos con CABA. Pero me gusta más el número final porque cuando esto pase no vamos a decir cuántos casos tuvo Santa Fe, sino cuántos muertos. Tuvimos 2.590 por millón y otros lugares, donde se dice que se gestionó bien, tienen el doble».

«Lo positivo -continuó- es que se pudo articular lo público con lo privado, lo provincial con lo municipal. Santa Fe es una de las pocas provincias donde se pudo protocolizar sobre algo que era todo nuevo. Tuvimos que protocolizar la atención, sobre cómo los recibíamos, cómo nos vestíamos, cómo nos cuidábamos, cómo ventilábamos al paciente. Comenzamos a trabajar en mesas de consenso donde estaban las universidades, los hospitales, donde estaban el sector público y el privado. Se armaban los protocolos, los revisábamos y un sanatorio y un hospital trabajaban de la misma manera. Esa articulación nos permitió tener predicción y mensurar. Pudimos monitorizar y medir porque para poder comparar teníamos que tener más o menos los mismos tratamientos. Eso se hizo. Nos tocó convivir en una época muy compleja donde tuvimos un gran apoyo del gobernador Omar Perotti porque había que afrontar un montón de compras; y todos los agentes de salud trabajaron mancomunadamente y amorosamente porque había que consensuar medidas, trabajos, procesos, horarios y lo pudimos lograr. Pero fue un gran consenso donde también estuvieron los colegios, las asociaciones».

Momentos críticos, en tanto, «hubo varios. El primero fue el inicio porque había una gran incertidumbre. No sabíamos lo que venía y no teníamos vacunas. La primera ola se la atendió sin vacunas. El personal no tenía vacunas, no sabíamos a lo que nos enfrentábamos y había que llevar tranquilidad al personal que volvía a su casa y no sabía si estaba llevando un virus mortal, algo que no fue menor, y a la gente. Todos los días dábamos información en un micro que hacíamos a las 19 horas. Las noticias no son ni buenas ni malas, son noticias y teníamos que darlas. Intentamos que la gente pudiera superar el miedo con información. No queríamos llevar miedo ni pánico, lo que hicimos fue comunicar lo que estaba pasando y qué teníamos que hacer».

«El otro momento complejo fue la segunda ola. El primer pico lo tuvimos el 20 de octubre de 2020 y el pico de la segunda ola fue el 2 de junio de 2021. En ese caso no tuvimos tantos casos como con Omicron que fueron 14.000 casos en un día. Pero de los 3.950 de la segunda ola muchos eran graves. Ahí no tuvimos tantos problemas con los mayores de 60 porque estaban vacunados, pero sí con los jóvenes de 30 años en terapia intensiva muy comprometidos de salud o fallecidos. Ahí estuvimos muy comprometidos con las camas. La segunda ola fue muy dura», remarcó.

Y sobre la situación actual, entendió que «todavía no podemos hablar de post pandemia. Hoy estamos en un momento de transición. Cuando esto comenzó nos enfrentábamos a algo desconocido, pero además, nuestros cuerpos eran vírgenes ante este virus. Con el tiempo, este virus tal vez pasa a ser uno más. Eso es lo que creemos. Pero en ese momento teníamos cero defensa y cero reconocimiento. Esa etapa la estamos superando porque gran parte de la población tuvo contacto con el virus y, además, tenemos 87 por ciento de la población con esquema completo; y, aclaro, que nunca puede ser 100 por ciento porque el grupo de 0 a 3 años no se vacuna (…) Si tenemos que hacer algo de futurología, algo que no me gusta, tendría que decir que lo más probable es que nos vamos a seguir vacunando, lo que no sabemos es si va a ser anual o cada seis meses. Por ahora podríamos pensar en períodos de seis meses».

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Uno Santa Fe

Edición: GálvezHOY

GH PLAY

Cargando...

Banner Collage

banner GRUPO INMOBILIARIO

czerweny.ar

Banner Pozzi

Banner Quaranta

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ