«Si los casos aumentan, de ser necesario, vamos a solicitar la suspensión de las actividades presenciales»

Anuncio

Sobre la marcha de las clases presenciales en pandemia, dialogamos con María José Alonso, delegada departamental del gremio docente AMSAFE.

 

«Los docentes hasta el momento llevamos adelante un proceso que a la mayoría nos costó muchísimo esfuerzo porque debíamos sostener lo que siempre hemos dicho: que la escuela es el mejor lugar para que estén alumnas y alumnos, pero tiene que ser un lugar seguro y durante todo esta etapa hemos intensificado los cuidados y los protocolos»… De esta forma María José Alonso, delegada de Amsafe en el Departamento San Jerónimo, se refirió a la presencialidad en el dictado de clases.

La dirigente analizó que «los casos han aumentado, la circulación es cada vez mayor y la circulación del virus también se nota en los establecimientos educativos… Hemos llevado adelante un relevamiento desde Amsafe donde se observa que la escuela no es el lugar en el que se producen los contagios, pero sí es es el lugar donde mayor cantidad de circulación de virus hay».

Al respecto, especificó: «Un niño o un joven con sintomatología provoca que toda la burbuja a la que pertenece se deba aislar, entonces en lugar de tener una persona aislada en su domicilio tenemos 15, 16 o 17 personas aisladas. Y esto no cambia en la escuela secundaria o cuando tenemos un docente de especialidad como maestro de música o educación física, que pasa por diferentes burbujas, entonces con un caso sospechoso, debemos aislar a ocho o nueve burbujas, lo que genera que cientos de niños o jóvenes se tengan que aislar por un período».

De todas formas entendió que el sistema de burbujas «es más efectivo que estar todos juntos, no podemos pensar en una escuela como la de 2019 con 30 alumnos juntos. Con el único sistema que se puede pensar en presencialidad es con el de burbujas, porque reduce la cantidad de alumnos». «Pero esto no tiene sentido si los cuidados quedan solamente en la escuela», añadió, y en tal sentido advirtió que «si durante cuatro horas obligamos a los chicos a usar barbijo y después no lo usan más durante 20 horas cuando salen de la escuela, si cuidamos todos los ámbitos escolares y después los alumnos o sus familias participan en infinidad de actividades, eso hace después que sean un caso estrecho y tengamos que aislar a integrantes de la comunidad educativa. Por ello, apelamos a la colaboración de la sociedad en general«.

Sobre el ritmo de vacunación docente, señaló que «depende de la cantidad de vacunas que lleguen a cada localidad. En el caso del departamento, el 79 por ciento de los docentes que se inscribieron están vacunados, todavía resta un porcentaje que recibirá su primera dosis próximamente. Todos fuimos vacunados con la primera dosis, la segunda dosis aún no se entregó», y observó que esta vacunación permitió que «un alto grado de docentes pasen la enfermedad de una forma más leve o tranquila y sin la necesidad de cuidados intensivos, colaborando de alguna manera con los sistemas de salud local».

Por último hizo referencia a la situación que se vive en el AMBA, ante la diferencia entre el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Nacional: «Nos parece que es una falta de respeto que los gobiernos, por mezquindades, descuiden la salud de los docentes y los alumnos. Creo que en Santa Fe, como en la mayoría de las provincias, y en caso de ser necesario, vamos a solicitar la suspensión de las actividades presenciales en los establecimientos educativos por algún tiempo para bajar el nivel de circulación del virus. La realidad que tiene la ciudad de Buenos Aires no es la que tenemos en Santa Fe ni en el Departamento San Jerónimo, estamos hablando de una realidad de contagio exagerado y creo sinceramente que, ante esa realidad, se debe priorizar la salud de la población».

 

GH PLAY

Cargando...

Banner Pozzi

Banner Quaranta

Banner Collage

czerweny.ar

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ