«La violencia daña y debemos tomar conciencia del crear una sociedad más saludable»

«La violencia daña y debemos tomar conciencia del crear una sociedad más saludable»
Anuncio

«La idea es que podamos tomar conciencia que tenemos que crear una sociedad más saludable, que la violencia daña… Daña las emociones, daña el cuerpo y que no hay necesidad de recurrir a la violencia especialmente en los ámbitos laborales». Así se expresaba Stella Ciarello durante la jornada que dictó junto a la Psic. Ercilia Pinos Santos denominada «Espacio libre de Violencia», organizada por la Red de Mujeres Municipales de Gálvez.

El día de trabajo se desarrolló en la Casa de la Historia y la Cultura, del que participaron un centenar de trabajadoras de la Municipalidad de Gálvez y de localidades vecinas. «La gente cuando va a trabajar, lo hace no sólo para ganarse el salario, sino también para crecer y desarrollarse para como personas. Siempre digo que si no salís mejor de lo que entraste, por favor no dejes que la gente salga peor. Este es el tema, el lugar de trabajo no es un lugar para enfermarse, es un lugar para crecer, desarrollarse, para poder servir, más en los ámbitos públicos donde servimos a la ciudadanía».

Por su parte, Pinos Santos respaldó y amplió los dichos de Ciarello analizando que «vemos a cada rato la situación desgarradora que se vive con el dolor como consecuencia de tanta violencia e incomunicación e ignorancia… El mensaje que vemos es que si algo no lo entendés por las buenas, lo entendés por la mala. Se tienen que recuperar de a poco pequeños espacios, primero desde lo intrafamiliar y después en lo laboral y social. Basta que despierte y se dé una forma de estar conmigo y con los otros más saludable que se pueda dar».

Así es que sostuvo que «cuando se gesta negatividad, las consecuencias son crisis y más negatividad. No podemos trabajar desde un sitio si no empezamos a cambiar desde nosotros mismos. Desde lo individual por querer convencernos y comprometernos con nuestra propia vida, para que de afuera empiece a transitar un cambio».

Por último Ciarello coincidió que el «cambio comienza desde uno», y observó que «antropológicamente, el ser humano nace conflictivo, no nace violento. La violencia es un producto cultural y social. Se aprende en lo intrafamiliar, en la sociedad, y como aprendido lo puede desaprender… No está en la naturaleza del ser humano la violencia, si la conflictividad, por lo tanto si lo aprendió, lo puede desaprender».

También se refirieron al valor de la palabra: «La palabra construye realidades. En un grupo de trabajo, hace un comentario negativo sobre una persona, esa se lo comenta a otra y esa a otra, decimos que fulano de tal es tal cosa, hace que él mismo se lo cree, y comienza el apocamiento, la falta de respeto, la disminución de la autoestima. Hay que cambiar el lenguaje, porque la palabra es constructora de la realidad… La gran pregunta es quién quiero ser».

«La vida va en que cada día tratemos de ser nuestra mejor versión, y eso no se compra en el súper, hay que trabajar con uno«, entendieron, «yo tengo que construir mi felicidad, hacerlo a partir de mí, el desafío es hacerlo conmigo». «Y el que violenta, se violenta… -finalizaron-. El que levanta la voz, el que golpea, con el estado de la química corporal y el estrés que se autoprovoca, es el primero que se daña. Para superar ese autodaño que me estoy inflingiendo, me tengo que dar cuenta y empezar por pedir ayuda«.

 

 

GH PLAY

Cargando...

Banner Quaranta

Banner Collage

Banner Pozzi

banner GRUPO INMOBILIARIO

czerweny.ar

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ