Anuncio

Seleccionar página

El proyecto ADOQUINES ECOLOGICOS debe viajar a Barcelona, pero aún no tiene el dinero para los pasajes

El proyecto ADOQUINES ECOLOGICOS debe viajar a Barcelona, pero aún no tiene el dinero para los pasajes
Anuncio

Por estos días, alumnos y docente del proyecto ADOQUINES ECOLÓGICOS, de la EETP N° 456 de la ciudad, viven momentos de alegría, aunque también de incertidumbre. «Luego del Congreso de Jóvenes Comprometidos con el Medio Ambiente, la fundación SOLYDEUS tiene membresía en clubes de ciencia a nivel internacional y nos propuso para participar de EXPORECERCA JOVE 2020, una de las ferias internacionales más exigentes, en Barcelona, del 26 al 29 de febrero«, relató a GálvezHOY la profesora Mariela Guadagnoli, «por lo que enviamos el proyecto, que fue evaluado y aprobado por esta feria», noticia que conocieron a principios de este 2020. Los galvenses, entonces, estarían concursando con jóvenes de todo el mundo, donde «el premio no es más que un reconocimiento, pero es una posibilidad de compartir con chicos de otros países, de ver lo que se está haciendo en el mundo, para ver cómo estamos nosotros, y de ver lo que se está haciendo en educación en el mundo».

Cabe destacar que ADOQUINES ECOLOGICOS nació de una problemática de la escuela, de áreas que se inundaban los días de lluvia, por lo que los chicos plantearon asfaltarlas haciendo los adoquines que vemos en la ciudad, pero con el agregado del reciclado de un elemento -telgopor o poliestireno expandido- que pusieron en la mezcla (es un descarte que sólo se tira, no se recicla ni se vende, por lo que queda contaminando el ambiente). «Es un producto innovador, porque a la carpeta además la hicieron descontaminante del aire, que es el proyecto que hicimos además con tutoría del CONICET, y por otro lado atiende una cuestión social porque brinda trabajo, en lo que sería el próximo paso del proyecto: generar un microemprendimiento para dar trabajo a gente que no lo tiene», adelantó Guadagnoli.

Para viajar a España, el grupo debe enfrentar el pago de una inscripción -que incluye estadías y comida- «que para eso el senador Leonardo Diana gestionó los aportes, pero nos faltaría el dinero de los pasajes (irían tres alumnos y la docente junto a otra profesora que se ofreció acompañarlos pero solventándose sus propios gastos). El galvense Juan Manuel Pignocco se solidarizó con nosotros y estaría haciendo un aporte personal, pero dialogamos con todos los funcionarios que estaban a nuestro alcance, incluso nos reunimos con la ministra de Educación provincial Adriana Cantero, pero la situación de la provincia y el país es grave y se están atendiendo cuestiones apremiantes y lo nuestro es planificación a futuro, y si bien apunta a la calidad educativa, no es urgente y no entra dentro de las posibilidades de aporte. Además estamos evaluando la posibilidad de recibir dinero de un grupo de empresarios», dijo la docente.

El proyecto tiene hasta este lunes 27 para abonar la inscripción, «para lo cual el dinero estaría, pero vemos muy difícil acceder a los pasajes… Estamos muy justos con los tiempos, y cualquier viaje que hagamos desde la escuela tiene pasos que hay que respetar y lleva sus tiempos, y el tema es que sin el dinero aún para los cuatro pasajes, será cuestión de evaluar si se puede hacer o no».  De todos modos, entendió la profesora, «es formativo pensar que todo no se puede, que los chicos por esto no tienen que desanimarse ni frustrarse sino por el contrario, seguir trabajando para que se nos puede presentar otra oportunidad… Me cuesta dejar pasar ésta, yo incluso estoy muy impresionada del alcance del proyecto, que actualmente está participando del GLOBAL TEACHERS PRIZE, que premia a los mejores profesores del mundo y está siendo evaluado para quedar entre los mejores 50 del planeta -ya pasamos varias instancias-. Esto es muy halagador y hace que uno siga trabajando y en lo personal, creo que una forma en que los chicos se comprometan, dándoles el espacio, atendiendo a sus necesidades, sin atender a estructuras tan rígidas, con contenidos estáticos o repetitivos, que no atraen a los alumnos, y ése es el desafío: una escuela que atraiga alumnos, que disfruten del espacio de la escuela. Mis estudiantes trabajaron, se esforzaron, hicieron horas extra, y considero que estos buenos resultados demuestran que podemos trabajar con los chicos desde distintas aristas, no sólo en lo técnico y lo educativo, sino desde los valores y lo social«.

 

 

 

Los chicos y docentes del proyecto ADOQUINES ECOLOGICOS -de la EETP N° 456-, recibieron premios en la provincia y el país, y quieren ahora trascender las fronteras de Argentina.

 

GH PLAY

Cargando...

PROFESIONALES

opticapozzi

GÁLVEZ Ciudad

PUBLICITE AQUÍ