En la mañana de este viernes, se realizó una nueva reunión entre el Hospital SAMCo Gálvez, el grupo interdisciplinario contra la violencia infantil y de género y la Policía local “trabajando sobre temas puntuales respecto las denuncias y su articulación junto al Hospital y referentes de la comisaría, para poder generar una estrategia común, y para abordar de mejor manera las distintas situaciones”, señaló Elisabet Clarke, integrante del grupo.

“Ante una situación de violencia”, añadió Marilina Gerosa -quien también forma parte del dispositivo que se encuentra de lunes a viernes hasta las 12:30 hs. en la Subsecretaría de Salud y Desarrollo Social- “nosotros tenemos distribuidas en todas las instituciones de la localidad hojas de notificación, y ahora justamente estamos tratando de modificar algunos puntos, porque tenemos pensado armar estadísticas en relación a las situaciones de violencia de género y niñez para fortalecer el trabajo en equipo y para pensar proyectos a futuro”.

Como grupo de labor contra la violencia, Clarke resaltó que “trabajamos en casos que llevan por ejemplo años de abordaje, algunos que tienen resultados positivos y otros negativos donde hay que iniciar otras estrategias… Pero además, estamos recibiendo entre 4 o 5 denuncias por día, tenemos respecto a la violencia infantil 288 casos y casi 90 de violencia de género, en donde nos han llegado los oficios para poder intervenir”.

Sobre las denuncias en sí, puntualizaron: “Siempre necesitamos que sea la mujer en primera persona quien haga la denuncia. Tratamos de generar esa sensibilización en lo que tiene que ver con su entorno familiar, entre aquellos que detectan una situación donde la mujer no la está pasando bien en el seno familiar, para que la víctima pueda tener esta contención primera y para que tenga esa decisión interna de hacer la denuncia con nosotros. Ahí está nuestro trabajo, en el acompañamiento psicológico, con las visitas domiciliarias, y con el trabajo interinstitucional”.

En este sentido, “hemos tenido una audiencia con el Consejo Administrativo de la Cooperativa Eléctrica y presentamos un proyecto que creemos es muy importante para nuestra ciudad y para esta problemática que estamos viviendo hace tiempo y entendemos es necesario que la comunidad entera se sensibilice hacia estas cuestiones. El proyecto es crear un centro residencial para la víctima: a veces nos pasa que estas mujeres no tienen dónde alojarse una vez que hacen la denuncia, y muchas veces el sistema hace que vuelva a su hogar y no estamos siendo efectivos en la estrategia y tampoco en la intervención, sino que hacemos todo lo contrario: revictimizamos a la víctima. Nosotros creemos que un espacio es vital porque hay cada vez más casos, trabajamos sobre lo preventivo, pero también trabajamos sobre la urgencia, y apuntando a la función social que tiene la Cooperativa Eléctrica, siendo que ya no funciona el Hogar de la Tercera Edad, hemos presentado este proyecto que lo estaban pasando a asamblea”. “Este proyecto cabe aclarar, no sólo es del equipo interdisciplinario, sino que muchas instituciones -AGADI, Galvenses hasta la médula, el Banco de Sangre, Comedor Santa Margarita- se han comprometido con la problemática, e incluso la provincia se ha involucrado”, finalizó.

0715 violencia (4)Cómo actúan el Hospital y la policía

“Hoy estamos realizando un trabajo en red donde se exponen los casos, se arbitra, se ven los mecanismos con que se cuenta o no, para poder hablar de una misma manera, en pos de dar una mejor atención”, sostuvo Patricia Ruiz, directora del Hospital “Dr. Alfredo Baetti”, luego de la reunión de este viernes: “Hace varios años que se viene trabajando en conjunto e intervienen también otras instituciones como las educativas. La escuela detecta muchos casos, así que las docentes tienen que estar muy atentas y ver los mecanismos, y no dejar de lado el equipo socioeducativo de la provincia y el del territorio, donde estamos trabajando en conjunto”.

Y analizando la realidad, mencionó que “seguimos recibiendo casos, y estamos viendo ya la posibilidad de contar con un espacio donde alojarlos porque el Hospital abre sus puertas, tiene toda la buena voluntad, dispone del equipo, pero la verdad es que en esas circunstancias estamos limitados”.

Respecto al proceder de la institución, la profesional detalló que “cuando se recibe un caso, depende de cómo es el ingreso. Si es por guardia y el médico detecta signos de violencia física o negligencia, se denuncia a través de una planilla e interviene un psicólogo y asistente social del Hospital, quienes articulan con el equipo de violencia del municipio y con la policía. A veces es al revés, siendo la policía quien recibe la denuncia y acompaña a la víctima al Hospital”.

“Este tipo de denuncias son cada vez más frecuentes”, añadió Carlos Acuña, subjefe de la comisaría local, “se hacen llamados telefónicos, pero normalmente concurren a la dependencia, hacen la denuncia, se le informa al fiscal y en la mayoría de los casos al grupo interdisciplinario, para hacer el seguimiento social”.