Este viernes, alrededor de las 2 de la tarde, vecinos de Barrio Oeste cortaron las calles Hipólito Irigoyen y Sargento Cabral, como forma de llamar la atención a las autoridades y buscar solución a un problema de larga data.

Con gomas quemadas, ramas y cintas, los habitantes del lugar delimitaron la esquina, escenario donde fluyen desde hace tiempo líquidos cloacales y hasta excrementos, un serio inconveniente por las malas condiciones de salubridad y los olores, que se ve acrecentado cada vez que llueve -cabe recordar que en la madrugada de hoy cayeron 50 mm.-.

 

Agradecemos las imágenes a Analía Gerosa y Mariana Flocco.