“Cuando llega la portera esta mañana, ve violentada la puerta de la cocina y me llama”… Así relató la directora de la Escuela Nº 877 “Domingo Faustino Sarmiento”, Susana Veglio, el mal momento que vivió temprano en la mañana de hoy jueves. Luego, ya en el establecimiento y recorriendo, el personal se encontró además “con la ventana de la sala de Tecnología abierta, como así que defecaron en el baño de los docentes”.

Es la sensación de sentirse vulnerable, tenemos alarmas, tenemos rejas, y es como que desde algún lugar siempre sos vulnerable, como que nada alcanza…”, se lamentó la docente, agregando que “hasta ahora no sabemos lo que se han llevado, todavía no hemos ingresado a la sala de Tecnología que es donde tenemos los equipo de música, esperemos que no porque es lo que habitualmente usamos para trabajar con los chicos”.

Veglio está transitando por su primer año en la escuela, “y es la primera vez que me pasa de diez de gestión directiva, y me preocupa, y lo triste es esta sensación de que ‘bueno, ya nos pasó otras veces’, de naturalizar las cosas que no nos hacen bien… Pero este hecho no tiene que quedar esto como uno más”, entendió.

Cabe destacar que la escuela debió suspender las clases en la mañana, que era jornada reducida porque a las 13:30 toda la comunidad educativa vivirá el acto por el Bicentenario de la Independencia. Luego se tomará chocolate con tortas fritas: “De hecho, lo vamos a hacer igual -finalizó-. A la una y media vamos a festejar porque creemos en lo que estamos haciendo, pero esto no puede ser un hecho más, hay cosas que no nos pueden pasar“.