“A las once de la mañana (hora de México, 13:00 hs. de Argentina), yo estaba haciendo unas fotos para aparatos deportivos porque estoy trabajando acá como modelo, cuando hay un simulacro de terremoto que se realiza cada 19 de septiembre conmemorando el de 1985, que rompió toda la ciudad. Yo vivo acá hace 3 años, siempre escuché alarmas, incluso hace 15 días hubo un terremoto muy fuerte y yo entonces estaba de mi novia donde todo se sacudió un poco, pero hoy sabíamos del simulacro, por lo que salimos a trabajar con normalidad a pesar de las alarmas y de golpe, en la oficina empezó a tambalear todo y de ahí, salí y fue una locura”…

Darién Theller es modelo y trabaja hace tres años en México.

Así, el galvense Darién Theller comenzaba a relatar por Whatsapp a GálvezHOY, lo vivido en la jornada de este martes, en la Ciudad de México, que fue estremecida por un poderoso terremoto de magnitud 7.1 y del que ya se contabilizan decenas de muertos.

“Los árboles sacudiéndose de lado a lado, los autos rebotando en el suelo, edificios rotos, vidrios rotos, la verdad es que fue muy fuerte y además el vivirlo en una sociedad muy tocada por el terremoto del ’85, donde muchos perdieron a sus seres queridos”, relató, compartiendo sus sensaciones tras el sismo: “Allá en Gálvez es muy tranquilo, y a esto lo vivo como una película, donde uno nunca termina de caer. Miro todo como una experiencia nueva, es muy loco y fue tremendo ver a las mamás llorando junto a sus hijos”.

“Me iba al departamento en UBER y el tráfico estaba explotado, entonces me bajé y me fui caminando agradeciendo a Google Maps, viendo la ciudad destruída en muchos sectores”, continuó. Al llegar al edificio que habita, Darién encontró su departamento con las paredes agrietadas, por lo que decidió trasladarse al de otro galvense, Franco Martins, quien vive en un sector menos comprometido de la capital. “Es una locura, pero tengo que dar gracias a Dios”, repitió, mientras caminaba por las calles y los gritos y bocinazos se multiplicaban al fondo de su relato.

El movimiento telúrico ocurrió en el aniversario del poderoso sismo de 1985, que

Una de las paredes del departamento.

produjo daños generalizados en la ciudad y miles de muertos. El secretario de Gobernación, Miguel Osorio, informó en un tuit de daños a diversas estructuras en el DF, Puebla y Morelos, pero especialmente en la capital.

En todas las zonas afectadas hubo daños en edificios, algunos de los cuales se desplomaron, así como muros y fachadas de departamentos y edificios públicos. Al poco de producirse el terremoto, la ciudadanía -que había salido a la calle para resguardarse del temblor-, se organizó para ayudar en las tareas de limpieza de escombros, cuya rapidez es vital a la hora de encontrar con vida a las personas que podrían estar atrapadas por las ruinas. En este sentido, las horas posteriores al sismo son críticas para los servicios de rescate. Sólo en Ciudad de México hay 20 millones de habitantes.