En la mañana de este domingo, el SUM de la Escuela N° 877, la “Escuela Sarmiento”, fue el escenario donde se desarrolló el acto protocolar por los 75 años de la institución. Autoridades locales y ministeriales, ex directoras y docentes, abanderados, ex alumnos, integrantes de su comunidad educativa y de las otras escuelas de la ciudad, y público en general, participaron de la actividad, donde se vivieron momentos de recuerdo y emoción.

El evento comenzó con el recibimiento a las banderas y los presentes, para luego entonarse las estrofas del Himno Nacional. A posteriori se colocó una ofrenda floral en el busto de Domingo F. Sarmiento, se descubrió un cartel con el logo del establecimiento a la entrada del inmueble, y finalmente una placa en el patio, que fue bendecida por el sacerdote Matías Camussi.

Entonces se vivió quizá el momento más emotivo, cuando la docente Ana Bevilaqcua se dirigió a los presentes, leyendo unas palabras para su querida escuela, discurso que apenas pudo terminar porque las lágrimas casi se lo impiden. También brindaron unas palabras al público la directora Daniela Ferrero, el representante de la Región IV de Educación Rafael Bono y el intendente Mario Fissore.

Tras despedir a las banderas de ceremonia, comenzó la parte artística del acto. Se inició con una actuación de dos alumnas de gimnasio Alas, que mostraron destreza en tela, con un grupo de alumnos cantando “La Farolera” y el sonar de la campana se recordó a la maestra Angela Gualco, y finalmente, con imágenes de la Iglesia Vieja, alumnos y docentes les cantaron al monumento -que fue parte de la historia del establecimiento- y a su querida Escuela.

Tras la desconcentración, los presentes recorrieron los pasillos y aulas de la N° 877, conociendo las refacciones y avances que tuvo la entidad con el paso del tiempo, para finalmente dirigirse al almuerzo del reencuentro en “En El Campo salón de eventos”.