Senadores del oficialismo y de la oposición se reunieron con funcionarios provinciales responsables del servicio eléctrico en la provincia. La secretaria de Estado de la Energía de Santa Fe, Verónica Geese, y el presidente del Directorio de la Empresa Provincial de la Energía, Raúl Stival, junto al gerente de la compañía estatal, Marcelo Cassin, se ubicaron al lado del vicegobernador, Carlos Fascendini, mientras que por la Cámara Alta, lo hicieron los senadores departamentales Joaquín Gramajo, Felipe Michlig, Rodrigo Borla, Orfilio Marcón, Rubén Pirola, Armando Traferri, Osvaldo Sosa, Miguel González, Alcides Calvo, Lisandro Enrico, Hugo Rasetto, Danilo Capitani, Cristina Berra, Guillermo Cornaglia y Germán Giacomino.

Los senadores del PJ expresaron sus críticas sobre los valores que pagan hoy los usuarios santafesinos. Pirola (PJ-Las Colonias) dijo que la funcionaria describió cuál es el camino que sigue con “el sinceramiento tarifario” en la quita de subsidios nacionales de la Casa Rosada. El legislador lamentó entonces que Santa Fe no siga su propio camino, ni cuente con sus propias políticas públicas para al menos soportar una parte del aumento de la energía eléctrica mayorista.

El PJ presentó entonces un proyecto en favor de la declaración de la llamada “Emergencia eléctrica tarifaria” que, si bien no tiene efectos muy concretos, al menos no incomoda tanto a la Casa Gris como la idea de los diputados de la oposición que esta semana salieron a plantear que la EPE retrotraiga sus tarifas a noviembre del año pasado y no toque más por 2018 las boletas.

Pirola prefirió no opinar sobre el proyecto de la otra Cámara, aunque admitió que sería poco realista retroceder con las tarifas sin fondos con los que equilibrar las cuentas. Para el senador, se trata de conformar un espacio de debate con las entidades de la producción y el comercio para encontrar paliativos que permitan pasar lo que describe como una situación de emergencia.

En tanto, Geese sostuvo que son “declaraciones del momento político” los pronunciamientos como los de los diputados opositores y le puso números a la iniciativa en favor de congelar todos a los valores de fines de 2017. “Harían falta unos $ 5.000 millones para afrontar los costos de la energía mayorista si eso se aprobara, o de lo contrario, nos atrasaríamos con Cammesa y perderíamos los subsidios para los casos sociales”.

 

El Proyecto de Emergencia Tarifaria

El proyecto de ley por el cual se declara la “emergencia eléctrica tarifaria” en todo el ámbito de la provincia de Santa Fe presentado por el Bloque de Senadores del PJ es por el término de trescientos sesenta (360) días, atendiendo al alto impacto en la población que tiene el incremento en el cuadro tarifario que aplican las empresas prestatarias del servicio. Las disposiciones serán aplicables a todos los prestadores que actúen en el territorio provincial.

En el artículo segundo se deja claramente expresado que los prestadores adecuarán los cuadros tarifarios vigentes con el fin de que el incremento producido en cada uno de sus componentes no supere el índice que surja de la aplicación de una fórmula polinómica de ajuste de tarifas que tendrá en cuenta para su elaboración los siguientes parámetros:

–En un 50%: el aumento ponderado de la tarifa mayorista que abonan las prestatarias.

–En un 20%: el incremento salarial acordado dentro de la paritaria para los agentes del Estado provincial dentro de 2018.

–En un 20%: el Índice de Precios al Consumidor Nivel General elaborado por el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec).

-En un 10%: el incremento en otros rubros de costos de las prestatarias.

Esta obligación abarcará también a las modificaciones de tarifas producidas a partir del último trimestre de 2017 hasta la fecha de promulgación de la presente. En caso de haberse facturado y cobrado a los usuarios aplicando tarifas superiores a lo autorizado por la presente, los prestadores deberán liquidar las diferencias a favor de los usuarios, que serán consideradas como pagos a cuenta en los períodos posteriores.