Con el unipersonal “Elena” y la presencia de la propia Elena Moncada el pasado jueves, se dio el cierre del 1º Congreso Regional de Mujeres. Escribe la reflexión final del evento el subsecretario de Salud y Desarrollo Social, Leandro Primón.  

“Damos por finalizado el 1º Congreso Regional de Mujeres con Elena Moncada y su obra.

No es casualidad sino causa que quede expuesto el patriarcado y su mecanismo de dominación, y el cual, como sustento epistemológico, va desde una sociedad que consume, genera cultura, justicia, legaliza la situación moral educa, corrompe, explota, violenta, prostituye al otro, a ese otro, que no es ni más ni menos que vos y yo y los distintos nombres heredados.

Por lo cual, el municipio -a través de la Área de Salud y Desarrollo Social con su equipo-, nos comprometimos a trabajar en red interinstitucionalmente para desmontar ese mecanismo de dominación. Éste no se desmonta sólo con el adjetivo del copia y pega del Internet y listo. Se requiere de la participación activa, de la militancia a la militancia con convicciones, con compromiso, con lucha y trabajo. Por lo demás, por lo que me comprometo por lo demás, como dedico vida, recursos para construir, las convicciones de nuevas victorias para siempre retomar la adversidad ante ese mecanismo de dominación que busca naturalizar la arbitrariedad, busca naturalizar la contingencia, busca naturalizar lo que es una decisión personal política o de pocos.

Ante una pregunta realizada a nuestra compañera Elena sobre ¿Qué buscan los hombres cuando pagan por sexo?, sólo se puede decir una palabra: “Perversidad”.

Desmontar estos humillantes mecanismos, digo humillantes porque nadie puede sostener el abordar al otro tomándolo, enajenándolo, violentándolo, violando. Cuando el hacerlo con dignidad, significa ser justo y amarlo. Por lo cual hay que avanzar estrepitosamente en tomar la habilidad, el saber territorial, el saber carnal, subjetivo para desnaturalizar lo que parece natural, lo que convive con nosotros, no solo en las esquinas sino en el abuso, maltrato laboral, educativo y social. No es la búsqueda de hallar un culpable sino de hacernos responsables de saber y sabernos parte de esta historia, de este tiempo de esta sociedad.

Se es participativo activo o pasivo, no se puede no ser estando vivo, para eso nos espera la muerte.

Por lo cual hay que hacer de lo que parece obvio, natural, algo contingente, porque la relación de dominación se asienta en demostrar una arbitrariedad como natural, de mostrar un hecho fáctico, contingente como la normalidad y la lucha contra esos mecanismos, es poder desmontar con argumentos prácticos, razones y amor esta naturalización de la relación de dominación.

Es desmontar con tenacidad y pasión. Es desmontar con vida, tiempo y dedicación.

Es desmontar con militancia, el abuso, maltrato, la violencia hacia nosotros, hacia nuestros compañeros”.

Ps. Leandro Primón

Subsecretario de Salud y Desarrollo Social