En la mañana de este lunes, el gobernador Miguel Lifschitz visitó la vecina localidad de Coronda, donde tomó conocimiento de la situación que se vivió este fin de semana en la capital departamental tras las intensas lluvias. Cabe destacar que fueron 148 mm. de agua caída en pocas horas, lo que provocó anegamientos en distintos barrios, e incluso evacuados.

Tuvimos precipitaciones intensas muy focalizadas en la provincia, y las dos ciudades más afectadas fueron Coronda y Armstrong… Hemos conversado con el intendente (Marcelo Calvet) de la necesidad de algunas obras estructurales para prevenir la situación del agua que viene del oeste, continuar con las planificadas y a la vez charlar sobre otras obras que podrían a futuro mejorar la situación de estos barrios”, sostuvo Lifschitz, a la vez que “avanzar en prevención respecto a la salud. En la semana se va a reunir el comité de crisis de la ciudad conjuntamente con Protección Civil de la provincia para ajustar las tareas de asistencia y prevención en torno a otros posibles eventos que se pudieran producir”.

En la reunión estuvieron presentes el director de Protección Civil Marcos Escajadillo, la diputada Victoria Tejeda, el intendente Marcelo Calvet y concejales de Coronda, como así otros funcionarios de esa localidad y de la provincia: “En Coronda estuvimos en anteriores oportunidades pero la del sábado fue distinta: mucha lluvia en corto plazo y esto hace que no haya localidad que tenga drenaje para semejante cantidad de lluvia en poco tiempo. Normalmente las ciudades están preparadas para 70, 80 mm., y estos episodios se pueden volver a repetir, por eso reunirnos con la junta local de protección civil para ver barrio por barrio, qué afectación tuvo en estos 150 milímetros”, añadió Escajadillo, “la nuestra es una de las provincias que tiene una comunicación punto a punto con el Servicio Meteorológico y los alertas se difunden a los intendentes, Bomberos, peajes, a todas las áreas que tienen que ver con medidas de prevención para que en esa ventana de 6 u 12 horas entre que se emite el alerta, se arbitre el plan de contingencia”.

Tejeda describió finalmente, la situación en Coronda hoy: “Hoy quedan solamente 9 evacuados, que son los vecinos a los cuales se les derrumbó su hogar, están en el salón Juan de Garay, y ahora vamos a charlar con Desarrollo Social del municipio para dar respuesta a esta gente. El sábado se vieron afectados particularmente Barrio La Chufilla, donde se está llevando adelante una obra de Nación, barrio Héroes de Malvinas, y algunas viviendas de Barrio Mitre, Barrio Alfonsín y hasta del centro, fue un fenómeno, y para eso hay que estar preparados. Hay desagües que se tienen que mejorar, seguramente hacer otros, pero esto es trabajo de la Municipalidad y que tendrá que coordinar con la provincia”.