0718 transporte cereal (4)Dueños y choferes de camiones levantaron anoche el paro con cortes en diferentes puntos del país, al llegar a un acuerdo con los productores, luego de ocho horas de negociaciones, en las cuales pautaron una suba de la tarifa de un “23,22 por ciento”.

Las negociaciones para tratar de destrabar el conflicto -que se extendió por cuatro días- se mantuvieron trabadas hasta altas horas de la noche a pesar de la mediación encarada por la Secretaría de Transporte ante el reclamo de un ajuste superior al 30% en las tarifas por parte de los transportistas.

“Luego de ocho horas de negociación, llegamos a este acuerdo. Logramos un incremento de un 23,22% sobre la tarifa que ya estaba”, indicó medios nacionales, el presidente de la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC), Ramón Jatip. Ese porcentaje da una tarifa de “$ 90 para los primeros 10 kilómetros y después dará entre $1,20 a $1,30 por kilómetros de modo que para un trayecto promedio de 200 km. el transporte costará entre $ 380 y $ 400 por tonelada”, detalló.

“No había mucho para negociar, lo que pedíamos era un poco más. Tenía que prevalecer la calma”, consideró Jatip, quien entendió que el acuerdo “no es lo que realmente el transporte necesita”, aunque aclaró que “es un paliativo”.

Este jueves los transportistas de granos multiplicaron los cortes en las rutas de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe contra todo tipo de transporte de cargas en repudio de la “violenta represión” de la Gendarmería en manifestaciones en Junín y Pergamino, en medio del paro nacional.

La huelga y los cortes habían comenzado a afectar con mayor fuerza a sectores sensibles como la distribución de combustibles, leche y otros alimentos de primera necesidad en las zonas cercanas a los grandes puertos de exportación cerealera o centros de acopio, ubicados principalmente en Buenos Aires y Rosario. Tras el acuerdo, los cortes se levantaron y la situación en las rutas se volvió a normalizar.