En el Día del Niño por Nacer, una fecha por demás de especial, y casi una semana después de que comience el debate por la despenalización del aborto en el Congreso, distintas organizaciones sociales y religiosas marcharon en todo el país “a favor de la vida”.

En nuestra ciudad, la movida fue organizada por la Iglesia Católica y la Iglesia “Príncipe de Paz”. Y la convocatoria dio sus frutos, porque cientos de galvenses marcharon, con sus hijos o solos, con banderas argentinas o globos celeste y blanco, con remeras de nuestro país o con pancartas con mensajes alusivos, desde la plazoleta de Avda. 20 de Junio hasta la plaza central, donde frente a la iglesia se congregaron para presenciar el acto central.

Allí, la ginecóloga Victoria Pagani esperaba con su equipo de trabajo a las mamás embarazadas presentes para “hacer oír a aquellos que no tienen voz”, y así, a través del micrófono, una a una fue pasando por el detector de latidos fetales y se escuchó el corazón de sus bebés, mientras los presentes aplaudían fuerte y con emoción.

Luego el pastor Marcelo Biglia y el padre Nicolás Houriet brindaron unas palabras a los presentes. “Hay muchísima gente que quería decirle sí a la vida y le faltaba la oportunidad de expresarlo, y realmente hoy nos sentimos muy contentos por la respuesta”, expresó Biglia, en tanto que Houriet deseó que esta marcha “sea el puntapié a la hora de defender la vida… Desde el primer instante de su concepción, el niño tiene todos los derechos como otra persona, y lo tenemos que proteger desde su vulnerabilidad porque él no puede hablar”.

Ambos agradecieron a los presentes y a los medios por la convocatoria, para luego dar lugar a la proclama de la médica Vanesa Biglia, que compartimos a continuación (discurso 25M vane), y quien con el grito de SI A LA VIDA!, cerró la actividad.

 

  • Entre los participantes, se encontraba la diputada Gisela Scaglia, quien participará del debate por la despenalización del aborto en el Congreso y destacó su voto “a favor de la vida, y yo creo que el Estado tiene que defender dos vidas, la de la mamá y la de ese niño por nacer… Tenemos programados largos meses de exposición, serán más de 700 personas que pasarán, y queremos que sea un debate serio y tratado con el mayor respeto que se merece”.