Tras cuatro días de reclamos, los transportistas de cereales siguen apostados a la vera de ruta N° 80 y Circunvalación esperando una respuesta ante el reclamo que vienen realizando desde el pasado lunes. “Anoche se reunieron la Federación de Transporte, el Gobierno y la Cámara Cerealera y ahora se espera que las tres entidades conversen con el sector del campo”, describió Ronald Jaime, representante de la Asociación Galvense de Transportistas (AGT).

Los 120 barcos detenidos en los puertos y la estimación de pérdidas de 3,5 millones de dólares diarios, son el puntapié para buscar una solución con celeridad por lo que se estima “que entre esta noche y mañana habrá una respuesta para llegar a un acuerdo”.

Jaime reiteró que “la metodología de reclamo es la misma que la del inicio de la medida. A las 7:00 del lunes nos apostamos aquí y se detuvieron los camiones cerealeros, y se paró sólo por un par de horas a los transportes de combustibles”, porque -explicó- si se realiza un corte general “lo más probable es que llegue Gendarmería y nosotros hacemos lo que nos dice la Federación”.

En tanto no descartó que si en las próximas horas no se llega a un acuerdo, no se amplíe el reclamo: “Se está viendo si no se empieza a parar otro tipo de cargas, por el momento se detiene al transporte de cereales, agroquímicos e insumos para el campo”.

En ese sentido, ya más de 30 camiones están varados al costado en Circunvalación a la espera de una resolución al conflicto. Claudio, oriundo de la provincia de Córdoba, fue el primero de los conductores demorados por el piquete y expresó cierto malestar por lo que está viviendo: “Hay que tener paciencia, pero ya se está terminando… Nosotros tenemos trabajo en el Norte, vamos con harina y a la vuelta regresamos con el cereal, necesitamos llegar al puerto, pero no lo podemos hacer. Somos cuatro y nos ponemos de acuerdo a la hora de cocinar. Pero mientras hay que esperar, y no hay que ponerse loco”.