Dos agentes del Comando Radioeléctrico de la Comisaría 2ª de la ciudad, fueron pasados a disponibilidad en las últimas horas como consecuencia de los golpes que le propinaron a un menor de edad. El Crio. Inspector Ernesto Luis Coronel, jefe de la Agrupación Unidades de Orden Público (AUOP), señaló esta mañana al programa Los Navegantes de FM 95.7 y a GálvezHoy que “en el día de ayer (lunes) un ciudadano de apellido Rodríguez radica a las 18:30 hs. una denuncia en Comisaría 2ª donde daba cuenta que personal policial en un móvil identificable había llevado un menor hasta las inmediaciones del hipódromo local (específicamente al acceso al lugar y Granaderos de San Martín), lo había bajado rápidamente del móvil y le habían aplicado golpes de puño, tirándole la mochila que éste portaba”.

Tras ser recepcionada la denuncia y efectuada la investigación del caso por parte de personal de la Comisaría, “se logra establecer qué movil y qué personal andaba por la zona en ese momento, haciéndoselo retornar a la unidad policial, como así se establece la identidad del menor, quien es trasladado a sede policial junto a su progenitora y posteriormente a la División Judicial de la UR XV en Coronda, donde se le recepciona la correspondiente declaración”. El chico, de 15 años, fue revisado por el médico policial, constatando el profesional una lesión en el pómulo izquierdo.

A consecuencia, “el personal policial, inmediatamente identificado, fue relevado del cargo y trasladado también a Coronda, siendo ambos puestos a disponibilidad”. Si bien se ignora la identidad de los uniformados involucrados en el caso, se pudo conocer que uno de ellos cuenta con 12 años de antigüedad en la fuerza y otro con 4 años, estando ambos radicados en la ciudad capital del departamento.

Coronel dio a conocer además que el hecho se habría iniciado en la Escuela Nº 670, cuando se produjo un altercado entre los menores que salían del colegio. “Allí se constituyó este móvil policial, y fue cuando lógicamente demoran y levantan a este menor, dejándolo en el lugar antes mencionado”.

Según se informó, a media mañana aún los agentes no habían declarado, “habiendo sí perdido momentáneamente el status policial… Ahora los trámites continúan en la División Judicial, donde se les realiza un sumario por duplicado y se espera la medida del juez”. El crio. entendió asimismo que “esto es muy preocupante para la fuerza policial, porque estas cosas no tienen que suceder, y si hubo una agresión de parte del menor, verbal o física, se lo tiene que trasladar a sede policial y realizar las actuaciones correspondientes”.

Finalmente Coronel informó que, ante la baja de estos agentes, se producirá un reacomodamiento del personal con que cuenta la Unidad Regional XV, reemplazándose a los dos empleados de la comisaría 2ª.