El titular de la Mesa de Productores de Leche de la provincia de Santa Fe (Meprolsafe), Marcelo Aimaro, expuso este miércoles su preocupación ante la situación que está atravesando la cooperativa láctea Sancor porque “todavía los productores no terminaron de cobrar diciembre y es difícil continuar así, porque la cadena de pago, si se corta, no hay quién provea los insumos y esto lleva a que tengan que cambiar la empresa o directamente dejar la actividad”.

Sería muy penoso que se caiga la empresa, creo que esto no va a ocurrir y a alguna solución se va a llegar… Acá hay una situación que se presenta que es nada más que plata, se tienen que sentar el gobierno nacional, el gremio y los productores y encontrar la solución con el menor costo posible”, planteó Aimaro.

En declaraciones a medios provinciales, describió el panorama difícil señalando que SanCor “debe más de lo que tiene” debido a que “ya vendió las joyas de la abuela”, por lo que su situación “es insostenible”. La firma “no debe estar pasando de los 2 millones y medio de litros por día. Entre los años 1995 y 2000, los directivos de SanCor proyectaban una empresa para trabajar 7 millones de litros. Hoy, vendió muchas cosas, pero se quedó con las plantas donde tiene la mayor cantidad de empleados -estimativamente unos 4.000- y no tiene leche”, indicó.

“Nosotros lo que menos queremos es que desaparezca SanCor porque es un emblema nacional, una marca reconocida mundialmente, pero lo vemos con mucha preocupación y esperemos que haya una solución porque no sólo va a afectar a los trabajadores, sino a los productores y a nuestros pueblos, porque es un emblema de Santa Fe y de Córdoba”, finalizó.