La jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sandra Valenti, a pedido del fiscal Marcelo Nessier del Ministerio Público de la Acusación dictaminó la prisión preventiva a un hombre de 31 años detenido la semana pasada en Gálvez, en una audiencia de medidas cautelares realizada en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

El hombre investigado fue imputado por el fiscal Nessier por cuatro hechos delictivos, por los cuales le atribuyó la autoría de los delitos de robo agravado en dos oportunidades (en un caso por escalamiento y por fractura de puerta; y en el otro por escalamiento y por fractura de ventana); tentativo de robo y daño; y encubrimiento agravado (por la habitualidad) y violación de comunicaciones electrónicas. Todos los delitos fueron atribuidos en concurso real.

Tres identidades
Nessier relató a la radio “Aire de Santa Fe” que “el hombre usaba tres identidades distintas. De acuerdo a lo informado por el Registro Civil, las iniciales del verdadero nombre son IOL. Sin embargo, cuando se realizó un allanamiento en el que fue detenido y en las dos audiencias llevadas a cabo en Tribunales dijo que su nombre era otro –cuyas iniciales son LC. Como si fuera poco, tiene un perfil de Facebook con su foto en el que utiliza un nombre cuyas iniciales son SA”. El fiscal agregó que “lo mismo hizo cuando se le consultó el nombre de la madre: dio dos nombres distintos al que figura en su partida de nacimiento”.

“El informe médico policial -amplió Nessier- constató que el imputado tiene lesionadas –como desgarradas– las huellas digitales de todos los dedos de ambas manos”. Además, agregó “que se le secuestraron dos Handy en los que estaba grabada la frecuencia que utiliza el Comando Radioeléctrico de Gálvez”.

“El imputado dice ser técnico Electrónico, sin embargo, no puede acreditar dónde estudió y carece de trabajo estable. Tampoco tiene residencia fija, ya que el domicilio en el que fue detenido es el de la casa de los padres de su novia”, enumeró el fiscal, ampliando que “el hombre investigado estaba prófugo en una investigación que lleva adelante la Justicia de la provincia de Buenos Aires por un hecho calificado como robo doblemente calificado”.

Los hechos
Los ilícitos que investiga fueron cometidos entre julio de 2017 y el martes de la semana pasada. “Uno de los robos atribuidos fue cometido el 23 de julio del año pasado. Violentó la puerta trasera de una vivienda ubicada en calle España al 700 de Gálvez, luego trepó paredes de las casas vecinas y, finalmente, rompió e inutilizó el sistema de alarmas para sustraer un arma de fuego; dinero en efectivo; joyas de oro; una computadora y otros elementos”, relató Nessier.

El fiscal agregó que “el otro robo fue cometido entre el 21 de enero y el 2 de febrero de este año también en una vivienda de Gálvez ubicada en Ituzaingó al 100 en la que no estaban sus moradores. Para ingresar, violentó una ventana corrediza, escaló por los techos de las viviendas vecinas para ingresar al patio y luego dañó e inutilizó el sistema de alarmas. Del lugar se llevó electrodomésticos; valijas y bolsos; perfumes; lentes y una bicicleta.

También se le imputó otro ilícito que cometió el 10 de diciembre de 2017, que quedó en grado de tentativa. “Luego de romper la ventana de una inmobiliaria ubicada en calle Dr. RF Coulin al 700, fue sorprendido por el propietario”, concluyó.

Elementos secuestrados
Nessier explicó que, al momento del allanamiento en el que fue detenido, se le secuestraron elementos que habían sido denunciados como robados por otros cinco vecinos de la ciudad de Gálvez. El fiscal enumeró que “en la casa en la que estaba se encontraron y se secuestraron 21 teléfonos celulares; 4 tablets; 4 notebooks; 3 netbooks; elementos de computación; 6 cámaras digitales; 1 posnet para celulares; un equipo registrador de firmas; 129 baterías de celulares; 24 relojes; un receptor de señales; un inhibidor de señales; 24 llaves de ingreso para viviendas; 9 llaves candado; 9 llaves ganzúas; y 2 equipos de comunicación tipo Handy”.

Por último, el fiscal del MPA valoró el trabajo realizado por la Policía de Investigaciones (PDI) del departamento San Jerónimo y de la Comisaría Segunda de Gálvez. “Quiero destacar las tareas llevadas a cabo y, fundamentalmente, mencionar la profesionalidad del comisario Néstor Juárez de la PDI y del comisario Leonardo Goldy de la policía de Gálvez”.

Fuente: www.airedesantafe.com.ar