Hoy, el Museo de Gálvez está de luto, y la plástica argentina perdió a un destacado pintor. Falleció en la ciudad de Rosario, ORLANDO RUFFINENGO, hijo de Gálvez, y nuestro Museo lleva su nombre porque fue quien lo creó hace 40 años. La obra de Ruffinengo se conoció por su mensaje silencioso, por su depurada técnica, por sus suaves cromatismos, y sus atardeceres melancólicos.
Fue un trabajador introvertido, y Gálvez le estará eternamente agradecida por su generosidad, propia de los grandes, porque el patrimonio que hoy tiene el Museo es gracias a las ganas de lograr que los galvenses disfruten del verdadero arte, y puedan conocer obras de grandes maestros argentinos. Acompañamos a sus familiares.

 
                                       Víctor Carrivale, director M.M.A.V. Orlando Ruffinengo