La situación del campo es delicada a partir de la falta de agua por las escasas lluvias que cayeron en la región. “Pasó un mes desde la última nota que hicimos y este fue el mes de marzo más seco de la historia, hay lugares que registraron menos de 10 mm. cuando en promedio es 120 mm, con lo que se terminaron de caer los rindes de los cultivos” describió el Ing. Martín Favre, al momento de analizar la sequía que afecta a la pampa húmeda.

“Ahora empezamos a entrar a los lotes para cosechar y ver la realidad, que los rindes son muy bajos y estamos ante la peor sequía de los últimos diez años, con el aditamento que ya no afecta sólo a esta zona sino que ya son cinco provincias: Entre Ríos y Santa Fe muy comprometidas, gran parte de La Pampa y Córdoba y toda la provincia de Buenos Aires” graficó Favre, señalando que “puede salvarse el extremo sur de Buenos Aires, la parte norte de Córdoba, pero queda muy afectada toda la región pampeana”.

Sobre los rindes estimó que “se pueden salvar algunos lotes, pero en su gran mayoría están por debajo del 50 por ciento de los valores promedio en lotes de soja de primera… Lotes de soja de segunda no se han cosechado, estimamos estará por debajo de los 1000 kilos por ha. de producción, cuando en una cosecha normal están cerca de los 2.100 kilos”.

Por último las perspectivas climáticas para los próximos meses no son muy alentadoras: “Para abril, mayo y junio, se espera un tope de lluvias por debajo de lo normal y que llegará a la mitad de los 200 mm. promedio que son habituales para la zona” finalizó.

DECLARACION DE EMERGENCIA

La ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, anunció este martes que la provincia declarará en emergencia agropecuaria a aproximadamente un 40% del territorio. De este modo, los productores que hayan visto afectado más del 50% de su producción habitual, podrán acceder a una serie de beneficios impositivos y financieros.

El anuncio lo hizo efectivo luego de un encuentro llevado a cabo en la sede de la cartera productiva del que participaron representantes de Federación Agraria Argentina, Coninagro, Carsfe, y la Sociedad Rural Argentina.

Para determinar la zona alcanzada por la medida, “se trabajó de forma coordinada con la Nación y las provincias de la región pampeana en base a parámetros facilitados por el INTA. La información es brindada a través de datos satelitales precisos y científicos del índice de vegetación diferencial normalizado, conocido como “índice verde”. Según dichos datos, hemos establecido que son 5.866.138 las hectáreas más afectadas por la sequía”, detalló Ciciliani y aseguró que la modalidad “permitirá atender de forma urgente las zonas más perjudicadas y garantizar una utilización responsable y eficiente de los recursos del Estado”.

Asimismo, agregó que desde el Ministerio se está trabajando en un proceso de modernización que permitirá a los productores obtener el certificado de emergencia agropecuaria de manera ágil, simplificando los pasos necesarios para acceder al beneficio.

LA ZONA ALCANZADA POR LA EMERGENCIA

La región más afectada por la sequía comprende la totalidad de los departamentos 9 de Julio, San Cristóbal, Las Colonias, Castellanos y San Justo; y en las localidades de Calchaquí, Malabrigo y La Gallareta, del departamento Vera; Reconquista, Berna, El Arazá y Nicanor Molina, del departamento General Obligado; Nelson, Cabal y La Emilia, del departamento La Capital; Maciel, Pueblo de Irigoyen, Casalegno, Estación Díaz y Gessler, del departamento San Jerónimo; Arminda, Ibarlucea y Alvear, del departamento Rosario; Luis Palacios, del departamento San Lorenzo; Carrizales, del departamento Iriondo; y Godoy y Cepeda, del departamento Constitución.

Los distritos alcanzados por la emergencia “han sufrido los efectos de una sequía severa en las cual ha resultado afectada gravemente la producción o capacidad productiva, dificultando la evolución de las actividades agropecuarias”, indica el proyecto de decreto que firmará el gobernador en las próximas horas.

Sobre las regiones que no están contempladas en esta declaración, la ministra señaló que “nadie se quedará sin recibir asistencia, siempre y cuando corresponda. Por ello, volveremos a analizar la situación en 15 días y a evaluar si otros distritos están siendo afectados severamente”.