Juan Schumacher dio explicaciones de lo ocurrido en LA TRIBUNA DE GUIDO.

Este martes por la noche, el galvense Juan Schumacher cantó para el país por Canal 13 de Buenos Aires, en “LA TRIBUNA DE GUIDO”. “Fue una experiencia linda y a la vez mala”, señaló el intérprete a GálvezHOY, ya de regreso a la ciudad, “linda porque pude ir a la televisión de Buenos Aires a mostrar mi talento, pero que no lo pude hacer al 100 por ciento… La ansiedad de que te vean por tele y cumplir con la gente que me sigue en mi ciudad y en el departamento, me jugaron en contra”.

De esta forma, Schumacher sintetizó su experiencia en el programa que conduce Guido Kazcka, adonde llegó porque “yo había mandado un video para un casting que buscaba alguien que cante parecido a Luis Miguel, no quedé, y después me mandan un mensaje si quería participar en LA TRIBUNA DE GUIDO, les dije que sí y fui, con todo lo que implica un viaje con los gastos, y también en desgaste físico”.

Juan viajó a la madrugada con su papá hacia Buenos Aires y llegó temprano. “Yo estaba citado a las seis de la tarde, cuando me presenté ahí, nos tuvieron adentro del estudio hasta las diez y media, cuando empieza LA TRIBUNA…, ahí otro desgaste más”. A la hora de charlar con la producción sobre su presentación, “yo había llevado tres temas: Abrázame muy fuerte amor de Juan Gabriel, Culpable o no de Luis Miguel y Quisiera decirte de Los Angeles Negros. Para la producción, no eran comerciales, así que me preguntaron si me sabía otros. Yo vine con esto preparados, les dije, sé otros pero… y me dijeron si me sabía CUANDO CALIENTA EL SOL. Les dije que sí, pero más o menos, no sé toda la letra, y me dijeron que era fácil, me la imprimieron para que la lea, porque ésta era más comercial, está la serie en auge y tenía que vender”.

Una vez al aire, continuó, “las ganas me jugaron en contra, porque quería que la gente vea lo que yo hago con mucha ilusión… Y canté ese tema, lo canté mal porque me olvidé la letra, y estaba muy nervioso. Con todos los escenarios que tengo, nunca me había puesto nervioso y bueno, cuando va al corte, me sentí mal y me bajé. Nunca en mi vida me hicieron sentir pasar un papelón y sentirme mal así, hasta lloré de impotencia, y me dijeron que no me podía retirar porque había firmado un contrato y que estaba faltándoles el respeto”. “Yo les fui claro”, agregó, “diciéndoles que ellos me faltaron el respeto a mí, haciéndome cantar una canción que yo no sabía, exponiéndome visualmente a todo el país y sin brindar mi potencial“.

Al final del envío, antes de nombrar al ganador, se muestra a todos los cantantes de la noche: “Yo no estaba ahí, yo ya me había ido, me hicieron cambiar de camisa -porque yo había ido con mi traje negro y me lo hicieron cambiar antes- y me fui… Y a raíz de lo sucedido conmigo, otros participantes que estaban presentes dijeron que también les habían cambiado el tema, una chica se largó a llorar, en fin, les hicieron pasar un mal momento a todos”.

De vuelta a la ciudad, Schumacher dio gracias “a toda la gente de Gálvez y zona que me vio y me brindó su apoyo, al senador Danilo Capitani porque gracias a él me han conocido en el departamento y la provincia, a mis amigos y a mi familia. “No hay que decaer”, reflexionó, “piensan que los artistas del interior somos tontos o que no estamos a la par de los artistas de Buenos Aires. No tenemos que callarnos estas cosas, y si pasan, decirlas, porque otra gente que va, capaz se queda callada y la hacen pasar vergüenza… Cada uno va a exponer su talento y creo que se tiene que respetar eso“.