Escribe para GálvezHOY el Dr. Raúl Espíndola.

Los conceptos expuestos en esta columna son extraídos del sitio web de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial.

Dice la SAHA (Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial) en su página web que el tratamiento farmacológico adecuado es seguro y disminuye los riesgos de la hipertensión arterial. La mayor parte de los hipertensos necesitará drogas antihipertensivas para mantener su tensión arterial bien controlada y por lo menos el 70 % de ellos necesitará dos o más fármacos para alcanzar este objetivo.

Tomar medicamentos genera rechazo en la mayor parte de los pacientes y entre las causas del mismo el temor a los efectos indeseables ocupa un lugar preponderante. Los fármacos antihipertensivos son drogas seguras y sus posibles efectos secundarios son transitorios y no ponen en riesgo la vida de los pacientes. El tratamiento antihipertensivo reduce los riesgos vinculados a la hipertensión. El riesgo no está en la medicación sino en la hipertensión no controlada, mayor de 140/90, la cual es una de las principales causas de accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, insuficiencia renal y otras enfermedades.

Como ya hemos señalado, los medicamentos antihipertensivos al reducir la presión arterial disminuyen el riesgo de presentar estas complicaciones y han probado ser seguros para el uso crónico en pacientes hipertensos.

Tomar la medicación indicada por su médico es la mejor forma de reducir los riesgos de la hipertensión.

 

Y Recuerde:
SI UD. TIENE UN DOLOR POR ENCIMA DEL OMBLIGO DE MÁS DE 5 MINUTOS DE DURACIÓN, NO HABITUAL EN UD., QUE SE “EXPANDE” A BRAZO IZQUIERDO, O A AMBOS HOMBROS O AL PECHO O A LA MANDÍBULA INFERIOR VAYA DE INMEDIATO A HACERSE UN ECG, UD. PUEDE ESTAR SUFRIENDO UN INFARTO DE MIOCARDIO, Y EN ESE CASO, EL TIEMPO QUE PASA, ES MÚSCULO CARDÍACO QUE ESTÁ SUFRIENDO O MURIENDO !CUANTO ANTES LO TRATEN, MENOS MUSCULO PERDERÁ UD.!