Dos nuevos equipos desfibriladores fueron presentados esta mañana en Bomberos Voluntarios adquiridos por aportes hechos por el Rotary Club Gálvez y el Municipio de la ciudad, durante una rueda con los medios locales en la sede del cuerpo activo galvense.

En la oportunidad estuvieron presentes Martín Huber, presidente de Bomberos; Gastón Zurchsmitten, jefe del cuerpo activo; , José Luis Zarria y José Unger en representación del Rotary Club de Gálvez; Gustavo Parisi, secretario de Gobierno del Municipio; y la concejal Fabiana Sansón.

Zarria comentó que la idea surgió “durante un almuerzo por el Día de la Tierra, juntamos fondos para destinarlo a una institución y este año elegimos a los bomberos para poder ayudarlos en su función. También hablamos con el Municipio, quien expresó su voluntad también para hacer un aporte y comprar estos elementos”.

Los equipos donados tienen un costo de 17 mil pesos y el Municipio se sumó a Rotary porque “vimos con muy buenos ojos su iniciativa en colaborar con otras instituciones, porque siempre estamos alentando a la relación entre las entidades y nos pareció excelente cuando se acercaron con esta propuesta”, agregó Parisi.

Por su parte, Martín Huber agradeció la iniciativa rotaria “de apoyar a nuestra entidad y al Municipio por haberse anexado a esta iniciativa que hace al crecimiento de la ciudad y al desarrollo institucional”.

A la hora de explicar la utilización de los dispositivos, Zurschmitten puntualizó que es “una necesidad que habíamos planteado desde el área de capacitación interna dentro del cuartel, donde veíamos con interés la posibilidad de contar con estos equipos ya que hay empresas y clubes comprándolos para contar con ellos, y a nosotros nos parece fundamental para hacer las capacitaciones internas y a esas instituciones”.

La función de ambos equipos es simular el ciclo que realiza un equipo verdadero, hasta inclusive dar la descarga eléctrica en caso de que el ritmo cardíaco así lo requiriera.

“El uso del equipo es muy, muy sencillo -añadió Zurchsmitten-, y lo puede utilizar cualquier persona casi sin capacitación… En caso de emergencia se deben sacar los parches, colocarlos en el paciente y después hay que seguir los pasos que va marcando la computadora”.