El domingo a la madrugada, autores ignorados rompieron el vidrio de un local céntrico y robaron una cámara fotográfica de importante valor de la vidriera del comercio ubicado en Belgrano esquina Sarmiento.

Guillermo Lapassini, propietario de “Prisma Color”, denunció el hecho ante Comisaría 2a, compartió lo sucedido en las redes sociales y también habló con los medios de prensa de la ciudad: “Estamos a 150 metros de la policía y estos hechos se suceden todos los fines de semana, que es lo más llamativo de todo, y nunca tenemos información de nada”, manifestó.

El comerciante se expresó preocupado porque “pareciera que estamos acostumbrados… Perdemos tiempo para hacer la denuncia, estamos una o dos horas en la Comisaría y ayer entre las 10:30 y 11:00 de la mañana era un desfile de gente que le habían robado… Me encuentro con un amigo íntimo que le robaron en su fábrica, a otro vecino que habían entrado en su casa de familia y otros a los que habían robado motos y bicicletas, y a través del Facebook o en la calle te consultan y te cuentan”.

Esta es la segunda vez que le ocurre un hecho de estas características, ya que hace un año rompieron el vidrio de la puerta para ingresar “pero no pudieron pasar…”. “Esta sí es la primera vez que me rompen un vidrio y me terminan robando una cámara fotográfica de valor, que les quedó a mano”, comentó.

Lappassini se enteró del hecho tras el aviso de la policía a su hermano alrededor de las 10:30 y se definió con cierta “resignación, porque la policía nos dice que los fiscales al otro día los dejan salir el mismo día, a ellos también se los ve resignados… Es el dicho de siempre: entran por una puerta y salen por la otra”.

Por último se preguntó “¿para qué seguimos con las marchas?… En algún momento vamos a tener que tener respuesta de parte de alguien, sino tendremos que ir a golpear las puertas a Santa Fe para poder de alguna manera cambiar esto, porque Gálvez es una ciudad controlable y tranquila, aunque en este último tiempo parece que no es así”.