El gobernador Miguel Lifschitz cortó la cinta que dio por inaugurada oficialmente la obra de Circunvalación Interna en su primera etapa, acompañado por el intendente Mario Fissore, el senador Danilo Capitani, el ministro de Obras Públicas Pedro Morini y el ministro de Infraestructura José León Garibay.

El mandatario provincial llegó a la ciudad pasadas las 19:40, y una vez arribado a Gálvez, saludó a los vecinos y de inmediato procedió al corte de cintas, para luego continuar el acto con la proyección de un video que daba cuenta del desarrollo y la importancia de la obra en cuestión.

Más tarde, el gobernador subió al escenario para compartir el acto oficial, donde el intendente Mario Fissore le entregó el Decreto N° 4839 que lo declaró “Huésped de honor”, para entonces el senador Danilo Capitani dirigirse a los presentes y expresar: “Esperábamos ansiosamente este día hace más de 12 años, cuando empezamos a delinear esta idea, se la presentamos al intendente Ricardo Alvarez, quien enseguida se lo planteó al entonces gobernador Jorge Obeid e incluyó esta obra en el presupuesto de 2007, se llamó a licitación, se adjudicó a una empresa, pero la obra no se pudo ejecutar y después de muchos años, el gobernador Lifschitz tomó el proyecto y a través de la Ley de Endeudamiento pudo hacerla realidad”.

“Esta obra no es de nadie, y es de todos, de todos quienes pusieron su granito de arena para convertirla en realidad y mejorar la calidad de vida de la gente”, finalizó el senador.

Por su parte, el intendente Mario Fissore también recordó la tarea “de Obeid, de Alvarez, del senador Capitani y de la entonces diputada Nora Mionis, para que todos podamos disfrutar de la obra más importante de toda la historia de la ciudad, reflejando el trabajo mancomunado de una localidad y la buena forma de generar política y hacer política”.

Fissore destacó el respaldo del gobierno provincial, que “más allá de pertenecer a partidos políticos distintos, ha estado siempre atendiendo las requisitorias de los distintos gobiernos locales y tiene que ser destacado, porque se diferencia mucho de lo que existe en el centralismo porteño, que se preocupa de la Avda. General Paz hacia adentro”.

Al tiempo, describió la obra que se inauguró, completando “2.100 metros de longitud de hormigón con todas las obras hidráulicas, desagües pluviales y también con la iluminación pertinente que la Cooperativa Eléctrica de Gálvez ha hecho sin cargo”, y que permitirá “sacar el 50 por ciento del transporte pesado que transita por la ciudad, y con el otro tramo de 1.150 metros, desde Ruta 80 hasta su intersección con calle Matorras, retiraremos otro 30 por ciento más y esto le dará a los galvenses mejor calidad de vida, y a los productores y empresarios, mejor transitabilidad a sus vehículos”.

En tanto, el gobernador Miguel Lifschitz comenzó su discurso diciendo: “Según mis cálculos, es la novena vez que vengo a la ciudad de Gálvez durante mi gestión, y la verdad es que me siento muy a gusto aquí porque Gálvez es parte de la historia grande de Santa Fe, es una ciudad en la que se respira trabajo, futuro, oportunidad, uno de los puntos estratégicos para pensar el futuro de la provincia. Arrancando 2018, casi hemos consumido la quinta parte del siglo XXI y a veces nos parece que estamos todavía en el siglo XX, porque hay muchas cosas viejas y gente que sigue mirando el futuro por el espejito retrovisor, repitiendo modelos del pasado, con leyes viejas, y lo que necesitamos es poner a Santa Fe en este siglo, recuperar muchas décadas, y ponernos a trabajar para construir una provincia moderna”.

El mandatario provincial destacó que “no es casual el volumen de inversiones que estamos haciendo en esta región, y no son inversiones caprichosas, son para aquellas obras que han sido priorizadas de manera conjunta con autoridades locales, el senador, las instituciones, con las organizaciones empresarias, apostando al futuro, queremos que Santa Fe sea la provincia con más desarrollo, más progreso y más moderna de la Argentina”.

Tras los discursos, fue el tiempo del espectáculo, con la presencia del Ballet Peña de Barrio y de los cantantes Facundo Larrieta y Efraín Colombo, quienes pusieron su voz y música para cerrar el acto a todo folklore y cultura popular.