Pasadas las 13:30 de este lunes 3, con un sencillo acto, el Municipio de la Ciudad puso en valor la labor de hermoseado de la plazoleta “René Favaloro” del Barrio Anastasio Arana, realizado por los alumnos de Séptimo Grado de la Escuela Nº 290 “Simón de Iriondo”.

“Quisimos, de esta forma, hacer un reconocimiento a la comunidad educativa de la Escuela, fundamentalmente a los chicos de Séptimo y a sus docentes, por el trabajo con mosaiquismo sobre las paredes, el pintado de murales y acomodamiento en general de la plazoleta, porque lo tomamos como ejemplo de lo que debe ser el cuidado y mantenimiento de los espacios públicos”, señaló a la prensa el intendente Mario Fissore, agradeciendo “en nombre de la ciudad, a los más de 90 niños que trabajaron entre los turnos mañana y tarde”.

“Días atrás reconocíamos también el trabajo solidario de los chicos de Séptimo del Calvario, seguramente habrá otros chicos que realizan otras tareas para ayudar a los demás, y los mayores debemos tomar ejemplo para seguirlos y cuidar cada uno de los espacios verdes que tenemos”, reflexionó.

Y en ese sentido, durante la ceremonia el intendente entregó a la Escuela, en la persona de su directora Adriana Ortiz, un cuadro con la foto del grupo de estudiantes y docentes, bajo la frase “Todos somos educadores, procuremos enseñar con el ejemplo”, y además, como incentivo a los alumnos, anunció que el Municipio les “otorgará una ayuda para el viaje de estudios que realizarán a fin de año” ($20.000 pesos).

Finalizado el acto, la directora de la Escuela Nº 290 relató más detalles acerca de la labor de los chicos: “La recuperación de la plazoleta fue un trabajo conjunto de las maestras de Grado y de Tecnología. En Etica trabajaron los valores y el legado del doctor, en Matemática con corazones de origami, y en Tecnología con pintura y cerámica”.

“Hace tiempo que yo sabía del proyecto de María Loreto, que propuso en todo el país ya hace un par de años, confeccionar estos árboles de corazones en todas las instituciones con el nombre de Favaloro, para recordarlo… Además conocíamos de esta plaza, lo planteé en la escuela, la directora nos acompañó en el proyecto y empezamos a trabajar en ambos turnos”, añadió Mariela Guadagnoli, docente de Tecnología, “esto se empezó a trabajar con restos de cerámicos que los mismos alumnos trajeron al taller, hasta llegar a la plaza, donde convivieron con los vecinos, con la gente que pasaba, o con quienes se acercaban y nos preguntaban qué necesitábamos ese día, todo estuvo muy lindo”.

Cabe recordar además que los chicos fueron reconocidos por el Concejo Municipal la semana anterior, siendo el proyecto declarado “de interés comunitario”.

Del acto participaron también pequeñitos del Jardín Maternal Municipal, quienes entregaron a los presentes corazones con frases del Dr. Favaloro.