Realizado por segundo año consecutivo en un trabajo mancomunado por distintas instituciones, y tras la bendición del padre Nicolás Houriet, quedó inaugurado este viernes 8 -día de la Inmaculada Concepción-, el árbol de Navidad ubicado en las Cinco Esquinas.  Más tarde quedarían encendidas sus luces, cuando lo hacía el alumbrado público.

“Yo cuando era chiquito, pasaba con mi familia por el lugar para Navidad para ver el arbolito, y muchos galvenses lo recuerdan, y lo que buscamos es repetir eso, y que en la ciudadanía de Gálvez haya lugares referentes para que los chicos también puedan vivir esas sensaciones que teníamos de chicos”, sostuvo Leandro Primón, de Desarrollo Social, quien junto a Melina Velázquez comentó cómo nació la propuesta, “y queremos rescatar que esto se hace a pulmón, con mucho voluntariado, y año a año vamos tratando de lograr un mejor arbolito”.

Velázquez agradeció “en primer lugar a mis compañeras de Desarrollo Social que hasta cortaron papelitos para que esto fuera posible… El proceso comenzó con el Taller Manual, donde nos cortaron las figuras en madera, la Fundación Integrar dio inicio a la estructura, y luego decoraron los adornos el Comedor de Cáritas, Comedor de Barrio Unidad, Comedor Santa Margarita, el SENAF, las escuelas primarias como 6.034 y Calvario, Bomberos, el taller de arte de Vecinal Progreso, el taller de arte que se dicta a través del DIAT en Santa Stéfano Belbo, es decir fueron muchas manos que han hecho posible que hoy el arbolito esté en las cinco esquinas“, y también “tenemos que agradecer a Roxana Rigotti, de Obras y Servicios Públicos, por su predisposición”.

En la inauguración de este viernes, se llevaron papelitos para que chicos y grandes presentes dejen su mensaje en el árbol, “e invitamos a la comunidad que quiera traer su adorno o frase, lo puede hacer”, finalizó Melina.

El acto contó con la presencia del Ejecutivo local y una importante cantidad de feligreses que, luego de la bendición al arbolito y de rezar un Padre Nuestro, marchó junto a la virgen en procesión hasta la Parroquia Santa Margarita, donde se realizaba la tradicional misa de cada 8 de diciembre.