La licenciada Raquel Miño Martins, docente, escritora e investigadora, fundadora de la ONG “Mujeres tras las rejas”, visitó la ciudad de Gálvez para presentar “Historias Presas” y “Nadie las visita”, dos libros de su autoría escritos a partir de una investigación realizada en la Cárcel de Mujeres de Rosario.

Nadie las visita, la investigación en sí me llevó 6 años de trabajo, transitando la cárcel para poder recopilar información hablando con las internas y de ahí surgieron las historias que se cuentan en el libro “Historias presas”, que son los relatos reales que las chicas me contaron”, expresó la autora en diálogo con la prensa minutos antes de la presentación.

Miño tiene gran parte de su familia en la ciudad, ya que su madre, nacida en Brasil, se instaló en Gálvez con apenas dos años y fue aquí donde formó su familia. “Uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida y éste es un lugar que he amado, tengo buena parte de mi niñez, los recuerdos más bellos de mi infancia con mis primas en la casa de los abuelos caminando por las calles de tierra”, comentó la licenciada.

Consultada sobre su afición a la escritura, Miño explicó: “Hace mucho que escribo, porque en realidad hace mucho que leo, uno puede escribir porque supo leer, he sido docente y ahora estoy más abocada a ésto, desde siempre, sucede que ahora tengo el placer de hacerlo porque tengo el tiempo para realizarlo”.

En ese sentido destacó “también tengo un recuerdo nítido, intacto, del cementerio de Gálvez por lo que escribí el libro “Secretos de Cementerios” que son cuentos recreados pensando en ese lugar”. Con esa obra, que se presentará en el año 2019 en la Feria del libro, Miño ganó el premio Bioy Casares.

Muy feliz con la invitación, la escritora agradeció al intendente Mario Fissore, al equipo de subsecretaría de educación y Cultura, profesor Martín Delgado, al Ps. Leandro Primón de la subsecretaría de Desarrollo Social, Andrea Gattolín, coordinadora de la CHCB, y “muy especialmente a Pablo Colussi, con quien tengo una relación de afecto”, confesó. La autora estuvo acompañada por gran parte de su familia galvense, que se hizo presente en la Casa de la Historia y la Cultura.

Los libros fueron presentados además en la ciudad de Buenos Aires, en Santa Rosa (La Pampa) y en distintas universidades en Rosario.