Chiche Botta 1Terminaba el mes de febrero, y con él se apagaba la vida de uno de los más entrabañables personajes que tuvo la ciudad. Ernesto “Chiche” Botta, se fue a los 61 años de vida pero el cariño y la simpatía que lo caracterizaron permanecerán intactos en todos los que tuvieron la dicha de conocerlo. Es por ese motivo, porque hacía notar su presencia, porque siempre supo hacerse un lugar y porque se convirtió en un personaje, sus amigos más cercanos comenzaron a gestar la idea de realizar una placa conmemorativa que lo recuerde para siempre.

“Fue en el momento de su despedida cuando empezamos a pensar en un homenaje que creemos merecido”, explicó Gustavo Rodriguez, uno de los iniciadores de la idea junto a Alfredo Arce y Gabriel Skeff, entre algunos otros amigos y compañeros de vida. Es así que se comenzaron a juntar firmar para poder presentar ante el Concejo Municipal el Proyecto de Ordenanza Colocación de Placa Conmemorativa Ernesto “Chiche” Botta. Como era de suponer, la iniciativa tuvo una respuesta inmediata de parte de los galvenses que con su rúbrica apoyaron la idea y para los que aún no se sumaron con la firma, las planillas se pueden encontrar en Estudio Arce y Arolfo, Gazza, Bar Prus y Bar Amigos.

Si bien no está definido el lugar donde se colocará la placa, una vez aprobado el proyecto, uno de los sitios posibles es el frente de la casa donde siempre vivió junto a su también recordada madre María Elena, en calle San Martín a la altura del 300. En tanto, consultado por este medio, Martín Botta, uno de sus sobrinos, contó que su familia “se siente inmensamente agradecida por la iniciativa de sus estimados amigos”.

“El Chichce Botta” vivió su vida de manera de no pasar desapercibido. Fue cosechando gente querida en su paso por la tierra y hoy esas personas quieren homenajearlo. A pesar de su ausencia física, se sabe, Chiche será recordado por todo un pueblo, porque él supo ganarse el cariño de todos los vecinos de una ciudad que siempre lo recordará y, eternamente, vivirá en el corazón de todos los galvenses.