0305 marso 2Muchas veces, nos encontramos con que observamos conductas que el común de la gente realiza y toleramos prácticas que la mayoría de los mortales hace y que nosotros imitamos, pero hablando en serio… ¿conocemos su origen, su porqué?

Los cristianos, cuando comienza el tiempo de Cuaresma, se encuentran con que la mejor manera de volver a Dios es arrepintiéndose de su malas acciones pasadas e iniciando un proceso de cambio que los lleve a vivir en paz con el Señor. Por lo general, esta “vuelta” va siempre acompañada de alguna forma de penitencia (ayuno y abstinencia). Y a no ser que coincida con una solemnidad de mucha importancia, los cristianos se abstienen de comer carne (carnes rojas y órganos de mamíferos y aves).

La “Ley de abstinencia” exige respetarlo en honor a que la Pasión de Jesús fue un viernes, y sí es permitido -en su justa medida y teniendo en cuenta sobre todo el tiempo de cuaresma que es de privaciones- el ingerir peces de mar y de agua dulce, anfibios, reptiles, mariscos, así como productos derivados de estos animales.

La Iglesia comunica que los católicos practiquemos la abstinencia de la carne como una forma de unirnos a todos en un espíritu de penitencia, para recordar la muerte del Señor y someter nuestro cuerpo al espíritu privándonos de comer un alimento muy común y apetecido por la gran mayoría. Pero está en cada uno, revisar su vida y sus actos y pedir a Dios que nos haga reflexionar nuestro comportamiento y nuestra respuesta hacia Él…

 

0305 marso 1

En este tiempo de Cuaresma, visite Pescadería “Marsó”, San Martín 527, teléfono 03404 – 431700.