Héctor “Etin” Ponce, secretario general de Atilra, hizo este lunes, referencia a la situación de SanCor: “Puedo hablar de lo que sé, y en este caso lo que nos informan que todo lo que se está haciendo entre la cooperativa y Adecoagro -firma que está interesada en su compra- está marchando de acuerdo a lo previsto, inclusive estarían cerrando con los fondos de inversión, con los que se tiene una deuda de larga data”.

Es así que se mostró esperanzado que “puede haber un rasgo distintivo superador a futuro, esperemos que la situación del país no conspire en la relación entre ambas firmas, no es que seamos negativos pero el escenario volátil hace que haya una luz de alarma”.

En este aspecto advirtió que “Argentina está viviendo una situación económica difícil y esto no es generado por las paritarias que no superaron el 15 por ciento en todo este tiempo, por lo que no se puede echarle la culpa a los sueldos como en su momento un sector trató de decir… Esto viene bien para poner blanco sobre negro que la situación económica del país no depende sólo del salario de los trabajadores“.

Ponce reconoció que ante la situación de la empresa láctea “era necesario la intervención de otros actores”, pero fue concreto: “Hubiéramos preferido continuar funcionando como una cooperativa, porque por años su raigambre marcó no sólo a esta región, sino al país, y por méritos propios se ha constituido en una de las más importantes de esta parte del mundo”.

Por último hizo referencia a una mayor reestructuración de SanCor cuando se firme el acuerdo con Adecoagro, expresando que “hemos tratado de morigerar la problemática que podría generar, y en ese sentido lo hemos hecho en forma mancomunada con los compañeros de todas las seccionales del país, conscientes que hay riesgo de pérdida de puesto de trabajo. Sabíamos que la estructura que tenía SanCor, que se generó con el paso de los años, hacía que tuviese problemas de competitividad… Muchas veces es más fácil decirle al trabajador ‘quedáte tranquilo que lo vamos a solucionar’, pero hay un concepto en la organización de decirle la verdad al trabajador“.