Al igual que en el resto del país, en Gálvez Atilra comenzó desde las 0:00 de hoy un paro total de actividades, y los trabajadores de SANCOR  se plegaron a la medida mientras siguen con el acampe en el ingreso a la planta de la ciudad.

“El paro es por tiempo indeterminado, según lo que bajó a las bases el secretario general del gremio, Héctor Luis Ponce, porque entendemos que este gobierno viene por el Convenio Colectivo de Trabajo, que está usando a SanCor como eje de campaña porque no puede poner a disposición 450 millones de pesos a cambio de modificar el convenio”, planteó Eduardo Pitón, delegado gremial de planta.

Son 450 millones que ellos decían que estaba, pero nunca estuvieron, ni tampoco están porque presionaron para modificar el convenio… Cosa que no se hizo y ahí es donde se rompió el diálogo y estamos en esta situación”, agregó.

Sobre la situación de SanCor, opinó que “esto no viene desde ahora, ni tampoco de hace diez años, sino que viene mal desde hace muchísimos años porque ningún gobierno que pasó, llevó adelante un plan para el desarrollo de la lechería y de la industria láctea, nunca hubo una solución de fondo, siempre fueron parches… Hoy estamos ante una realidad que los trabajadores y el gremio no tienen nada que ver, aquí hay que preguntarle a los directores y gerentes que llevaron a SanCor a esta situación“.

Por último reiteró que más allá de la medida de fuerza nacional, “nosotros seguiremos aquí y mientras no recibamos los sueldos el acampe va a continuar”.

En tanto, el intendente Mario Fissore estuvo en el lugar durante esta tarde antes de partir a Rosario para participar de una reunión convocada de urgencia por el gobernador Miguel Lifschitz en esa ciudad.