Este jueves, en el salón parroquial, la Iglesia Católica, en la persona de cura párroco pbro. Nicolás Houriet, y la Iglesia Evangélica “Príncipe de Paz”, a través del pastor Marcelo Biglia, brindaron una conferencia de prensa acerca de la propuesta que llevarán en conjunto adelante este domingo 25.

La fecha es por demás de significativa. En una iniciativa instituida por el ex presidente Carlos Saúl Menem, el decreto número 1406/98 nombró al 25 de marzo como el “Día del Niño por Nacer”. La fecha fue escogida por ser el día en que se celebra la Fiesta de la Anunciación, cuando Jesucristo fue concebido en el seno de María.

Y para este domingo, “estamos convocando a una marcha por la vida -sostuvo el padre Nicolás-, adhiriendo a una iniciativa popular que se va a estar realizando, hasta donde sabemos, en 106 ciudades de Argentina. En momentos en que el debate sobre el aborto se está volviendo con connotaciones muy negativas, invitamos a marchar con la consigna de defender la vida, priorizando la vida en el vientre materno, entendiendo lo que puede ser un embarazo con complicaciones o con un entorno que no ayuda, pero entendemos que hay que ayudar en toda circunstancia, cuidando tanto la vida de la madre como la del bebé que se está gestando”.

Biglia hizo referencia a esta unión de distintas iglesias en un fin común: “Entendemos que es importante levantar la voz juntos porque tenemos el mismo criterio, el mismo pensamiento… Creemos en defender la vida por sobre todo, vemos que son momentos de decisiones, momentos políticos especiales, vemos que hay un lobby detrás de todo esto haciendo mucha gestión y nosotros queremos hacer oír nuestra voz defendiendo a ese bebé por nacer, y también a esa mamá, que está desesperada, que no sabe qué hacer, y que tiene que tener una contención”. “Nuestra intención no es marchar contra nadie, sino de sumar a favor de la vida“, entendió el pastor de la Iglesia “Príncipe de Paz”.

La actividad va a estar comenzando a partir de las 17:30 hs. en la plazoleta de Ex Combatientes y Caídos en Malvinas (Avda. 20 de Junio y Avda. de Mayo), para ir marchando hasta la Parroquia, donde se va a estar realizando el acto central con una proclama y una declaración. “Nuestra idea es marchar pacíficamente, obviamente con mensajes alusivos, no quiere decir que no ‘hagamos ruido’. Invitamos a los niños, a los jóvenes, a los mayores, cada uno con sus carteles, a caminar dentro de un clima festivo, dado que nos vamos a estar manifestando a favor de este valor tan importante como la vida”, añadió Houriet, “en reuniones previas con Marcelo (Biglia), coincidimos en que muchas veces nos toca asistir muchas veces a estas realidades, y cada uno, desde nuestro lugar, trata de ayudar, y creemos que nunca se pueden resolver problemas quitando la vida… La vida es siempre una bendición”.

“Si bien estamos nosotros como figura religiosa -añadió Biglia-, esto trasciende las religiones, porque es el primer derecho humano, el derecho a la vida, y convocamos a toda la gente que está de acuerdo con nosotros a sumarse, para levantar nuestra voz por los que hoy no la tienen pero que un día podrán tenerla, así que marchamos por ellos”.