El gobierno de la provincia convocó para este martes a una nueva reunión paritaria con los representantes de los gremios docentes Asociación de Magisterio de Santa Fe (Amsafe), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet); y de la administración central, Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) y de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

La reunión con los representantes de la administración central se llevará a cabo a las 10 horas en la sede del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, ubicada en Casa de Gobierno (3 de Febrero 2649 – ciudad de Santa Fe). En tanto, la reunión con los representantes de los gremios docentes fue convocada a las 10 horas en la sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (Rivadavia 3049 – ciudad de Santa Fe).

El martes también será la continuidad de la paritaria con trabajadores municipales de toda la provincia.

Así lo informó la Federación de Trabajadores Municipales (Festram), que volverá a la mesa paritaria el martes pero que para hoy lunes convocó al plenario de secretarios generales para resolver los pasos a seguir en relación a los resultados de las negociaciones con los intendentes.

En todos los casos, los gremios de estatales, docentes y municipales realizaron la semana pasada 48 horas de huelga con movilizaciones a la ciudad de Santa Fe.

Las medidas de fuerza se realizaron en rechazo a la oferta salarial de la provincia en tres tramos, y se espera una propuesta superadora este martes. De lo contrario, los sindicatos prometieron redoblar la lucha tras conocer el índice de inflación de febrero, que lleva el acumulado 2018 a 4,2% en dos meses.

Las partes sostuvieron algunas conversaciones informales en los últimos días, pero ninguno se atrevió a manifestar si hubo avances en esas charlas. El Ejecutivo provincial presentó como primera propuesta un aumento salarial del 15 por ciento, aunque los funcionarios aseguraron que se trataba de un 16 por ciento —incluyeron el 1 por ciento adicional aplicado por la cláusula gatillo correspondiente a la paritaria 2017—, y a pagar en tres tramos.

El gobernador Miguel Lifschitz defendió la propuesta como “la mejor del país”, pero reconoció que habría un “pequeño margen para mejorar”. Sin embargo, consideró que “Santa Fe no puede alejarse del contexto nacional”, en alusión al techo del 15 por ciento que pretende establecer en las paritarias el gobierno nacional como mecanismo para controlar la inflación.