Apenas pasadas las 22:30, cuando en ambas manos de Avenida de Mayo entre Sarmiento y San Martín el público esperaba el paso de las comparsas, los conductores Ezequiel Tántera y César Bedetta dieron inicio este domingo, a la única noche de Carnavales 2017.  2.500 personas abonaron su entrada al predio, donde la comisión organizadora dispuso de la venta de sillas y mesas para poder disfrutar cómodamente de la velada.

Al lado del escenario, ubicado en medio de la Avenida (en intersección con San Martín), y a modo de palco, fueron ubicados un grupo de galvenses con historia de carnaval y que fueron reconocidos a lo largo de la noche -les entregaron diplomas Melina Gavatorta por el municipio local, y Martín Luna, en representación del senador Danilo Capitani, quienes auspiciaron los corsos-: Nidia y Edelmo Balbo, Blanca Reinoso, Oscar Delgado (ausente con aviso), “China” Mariño, familiares del recordado “Turco” Amado y reinas de otras ediciones de los carnavales galvenses (estuvieron presentes Melina Scaglia y Jessica Frutos).

También allí se ubicó el jurado, integrado por Emilio Bonafini, Gustavo Galante, Betina Taberna y Vanesa Lappassini, quienes fueron los encargados de destacar a las pasistas Micaela Sensevy, de Comparsa Cristal, Ivon Cardozo (Cor do Coracao) e Iván Malizia (Tiempo de Despertar), siendo la mejor Jesica Torres, de Cristal. También recibieron premios Indiana, la pasista de la Batucada Curazao -de Carcarañá- y Comparsa Cristal a la mejor batucada.

En esta oportunidad, no se realizó la elección de la nueva reina, como está ocurriendo en las distintas fiestas de todo el país, por lo que continuará en el mandato Rocío Lombardo, soberana electa en 2016. Para destacar fue además la presencia de otras tres bellezas, dos locales: Emilia Varayoud, reina provincial de los carnavales (que hasta se animó a unos pasos), la reina del Ceci BBC Lucía Morichi Righi, y la de las Colectividades, Sabrina Gatti.

En cuanto a los espectáculos, bailaron “Tiempo de Despertar” -del barrio Obras Sanitarias-, Batería Curazao -desde Carcarañá-, comparsa Cor de Coracao, comparsa Cristal, y cerró, proveniente de San Francisco, la comparsa Ará Narú, de espléndidos trajes y que representaban las redes sociales, incluyendo virus y una batucada de robots que se robó el espectáculo.

Cerrando su paso, tocaron Los Bam Band, Klandestinos, Cheros y Kaniche, que cerca de las cinco de la madrugada dio fin a la noche de alegría organizada por los clubes Barrio Oeste y Santa Paula, en una gran muestra de colaboración interinstitucional.