El paro de estaciones de servicio del interior fue suspendido a pesar de que fracasó la negociación entre el sector empresario y los trabajadores, que reclaman un incremento salarial. Luego de una intervención del Ministerio de Trabajo se acordó postergar la negociación hasta el 5 de mayo. Así lo confirmó en nuestra ciudad Iván Scozziero, de la Cámara de Expendedores de Combustibles, quien proporcionó a GálvezHoy una copia de la información suministrada por el sitio web surtidores.com.ar.

Según el portal, ambas partes se reunieron ayer pero sin modificar sus propuestas originarias. Los expendedores ratificaron la proposición de un incremento del 24 por ciento -pagaderos en tres cuotas de 8 no acumulativas para los meses de mayo, agosto y diciembre- mientras que los empleados se mantuvieron en el reclamo de un básico de 3.550 pesos más adicionales que lo posicionaban finalmente en 4.000 pesos.La negociación estuvo trabada y todo se encaminaba a un paro para Semana Santa, cuando luego de una intervención del Ministerio de Trabajo se resolvió postergar la definición hasta el 5 de mayo, fecha en la que empresarios y empleados volverán a reunirse.