Tal como estaba programado, y bajo el cielo que amenazaba nueva lluvia, a las 6 de la mañana una treintena de peregrinos partió desde nuestra ciudad hasta Guadalupe. La llegada a la Basílica se producirá este domingo alrededor del mediodía, luego de más de una jornada de caminata.

Los fieles se congregaron hoy como cada año en la Parroquia Santa Margarita, donde recibieron la bendición y un mensaje de aliento del cura párroco Nicolás Houriet. Y luego, al grito de “Viva la Virgen de Guadalupe”, partieron con sus chalecos refractarios, batiendo palmas hacia su destino.

Fuera de la iglesia, los esperó para despedirlos un emocionado Carlos Bessone (VER NOTA ADJUNTA), quien inició en soledad hace más de 30 años esta ya tradicional peregrinación uniendo Gálvez y Santa Fe, y quien este año caminará para el 8 de diciembre, Día de la Virgen.