Este jueves por la mañana, los concejales convocaron a la prensa para manifestarse por los hechos ocurridos durante el miércoles en la sesión extraordinaria del cuerpo deliberativo. Del encuentro participaron cinco ediles, a excepción de Alicia Vuelta, quienes en su totalidad manifestaron su total repudio a las manifestaciones vividas en la noche previa.

En primer lugar tomó la palabra el concejal Oscar San Martino quien indicó que más allá de lo que fue el episodio de violencia y agresión recibida por mi persona y todos los concejales, realmente no encuentro palabras para expresar lo que se vivió anoche, la violencia que viví nunca me había tocado pasarlo en ninguna situación, en medio de una sesión de un cuerpo legislativo y a medida que lo vamos analizando tiene más dureza lo que tendrá que venir”.

“De ninguna manera va a quedar así,  hay una sumatoria de delitos cometidos anoche en contra de las personas, de los bienes, de la institución y de acuerdo a lo que se habló con la policía y la fiscalía, a quien le corresponda tendrá las sanciones pertinentes” aseguró el representante del PRO y agradeció “todos los gestos y mensajes de solidaridad y ojalá por el bien de la ciudad sea la última vez que vivamos una situación como ésta”.

Consultado sobre quién creía el que tenía la responsabilidad de los hechos, San Martino afirmó “el responsable es el dirigente número uno del sindicato de empleados Municipales, Américo Barrios, no hay video donde no se evidencia la agresión, es el principal responsable de todo ésto y también siempre sabemos que hay un espacio político que lo viene bancando desde hace muchos años, habrá que ver si en algún momento se hacen responsable de algo”.

Por su parte, Hugo Quiroga sostuvo “ésto es un hecho gravísimo, estoy finalizando mi cuarto período y nunca en la historia de la democracia de Gálvez pasó semejante barbaridad, ésto es una barbarie, producto de la intolerancia, de lo antidemocrático y no solamente fuimos agredidos los concejales, fue agredida la ciudad, una sociedad que quiere vivir democráticamente, que quiere vivir en paz. todos tenemos derecho a tener distintas opiniones y es lógico y normal que cualquier sector de la ciudad se acerque a este concejo a manifestarlo, pero lo que ha ocurrido anoche es un hecho totalmente grave. agradezco a la prensa que puede comunicar todo lo que aconteció. Se ha agredido a la democracia, a la convivencia, aspiramos a ser una sociedad donde todos nos respetemos, donde reine la cordura y esto no ha pasado en el día de ayer”.

“No es la primera vez que le ponemos un freno al ingreso de personal, ha ocurrido en otras oportunidades, me ha ocurrido votarlo y no ha habido mayores inconvenientes, por lo que no entiendo esta agresión”. Además, agregó “estamos analizando en el Concejo de convocar a toda la ciudadanía para manifestarnos pacíficamente y hagamos una marcha en repudio a toda esta barbarie, en repudio a la intolerancia”, indicó.

Presente en el lugar, el concejal Marcelo Comelli, sostuvo que “como bloque queremos ratificar nuestro repudio ante los hechos de violencia y solidarizarnos con las víctimas por lo que ocurrió anoche con todo lo que pasó y todas las personas damnificadas. Por respeto a esta circunstancia no vamos a explicar lo que se terminó votando, nuestra posición fue el voto distinto al resto de los concejales y ojalá podamos discutir las cuestiones de fondo”.

Lenoardo Diana, también hizo su descargo indicando que “todavía no podemos salir del asombro de este atropello a una institución democrática, que es gravísimo, en este lugar se vivieron momentos de penumbras e inseguridad, ya que no se daban las condiciones y fueron horas de mucha violencia. Me tocó en lo personal asistir a dos colegas que estaban mal, con presión alta, problemas respiratorios, astillas por todos lados, vidrios, donde hubo violencia física, arrojándose una mesa encima con el vidrio, porque uno podrá tener diferencias, discusiones, pero cuando en estos actos se pasa a la violencia algo está fallando en los que se quieren llamar dirigentes sindicales”.

“Hicimos las denuncia correspondiente, detallando todo lo que ha pasado y que fueron graves, se bloqueó la salida de una ambulancia con personas que necesitaban asistencia médica por lo que espero que se tomen las medidas correspondientes. Hace unos días a nuestro grupo político le tocó reemplazar al intendente, más precisamente Alicia Vuelta, y lo hizo tratando de ayudar al empleado municipal, esforzándose para pagar los sueldos, bonos, etc. y ahora nos encontramos con estos actos de violencia que realmente dan pena”.

Concluyendo el encuentro con la prensa, la concejal Sansón subrayó que “obviamente repudiamos estos hechos ocurridos y más allá que pertenecemos al mismo partido político, la verdad que nunca podríamos avalar estos hechos de semejante magnitud. Todos temimos por nuestra integridad física, por lo que desde mi bloque y desde mi partido lo repudiamos”.

“Lo que sí quiero es manifestar mi disenso con respecto al tema del veto, ya que el intendente de la ciudad tiene el derecho constitucional de presentar un veto hacia un artículo que le parezca que no corresponde, y creo que en esta oportunidad no era por ingreso de personal externo sino para cubrir vacantes que se necesitan especialmente este año”. La edil dijo que “más allá de los disensos o consensos, nunca podríamos aceptar de ninguna manera lo ocurrido ayer que fue una barbarie, el patoterismo no debería existir, fue una agresión institucional, el edificio no está en condiciones desde hace muchos años y esto lo perjudicó aún más”.