Integrantes de la escuela de cadetes de Bomberos Voluntarios de Gálvez, viajarán este fin de semana a Benavídez, Buenos Aires, donde estarán participando de un encuentro nacional. Estrenando bandera, donde figura el nombre de “Escuela: Don Elvo Oglietti”, nuevos chicos y chicas de la ciudad se preparan para la cita y recibieron este martes a los medios de prensa en el cuartel local.

Ya en conferencia, Joaquín Ferreyra -uno de los jóvenes que será de la partida- sostuvo que “en mi caso soy de nivel 3 (de 16 a 17 años), y estos encuentros son muy lindos porque te encontrás con chicos de otros cuarteles, te relacionás y haces nuevas amistades. Realizaremos actividades en dos simuladores, el Semi y el Semec (son los únicos dos que se encuentran en Argentina, el primero para incendios estructurales, y el segundo para estructuras colapsadas y espacios confinados)”, los que fueron cedidos por primera vez para realizar estas tareas con los chicos de nivel 3.

Camila Andriano, del segundo nivel (14 y 15 años), añadió que participar de estos eventos “es una experiencia única. En nuestro caso, haremos actividades de rescate vehicular, búsqueda y rescate en estructuras colapsadas y socorrismo”. “Esto me gusta mucho, y le pongo todas las ganas”, añadió sobre su experiencia personal. Y Gaspar Sosa, uno de los más pequeños que viaja a Buenos Aires, forma parte de los chicos de nivel 1 -12 y 13 años-,y  es la primera vez que participará “con toda la expectativa, porque haremos actividades sobre incendios forestales y rescate con cuerdas”. “Estamos bien preparados”, aseguró.

En los últimos días, los cadetes estuvieron practicando desfiles ya que lo harán en las calles de Benavídez -ubicada en el partido de Tigre, en un predio al que llegarán entre 2.000 y 3.000 chicos de todo el país para capacitarse con instructores nacionales-. Viajarán acompañados por Ignacio Vivas (varones) y Florencia López (mujeres), y en cuanto a “la regional nuestra -manifestó Santiago Blanco, coordinador de la Escuela- van a ir cinco cuarteles debido a la situación económica, pero a su regreso nos juntaremos todos los cuarteles para que se cuenten las experiencias a los que no pudieron ir”.

“Nosotros pudimos afrontar estos gastos en virtud que hemos realizado beneficios -comentó Blanco-: hace unos meses atrás hicimos una pata flameada y el pasado fin de semana, en las Vacaciones Solidarias que realizó la municipalidad, nos dieron el beneficio del bono, que se vendió bastante, y con estas dos actividades pudimos afrontar los gastos y las necesidades que les hacían falta a los chicos, como ropa y uniformes que debimos comprar, por lo que agradecemos a la gente y a Comisión Directiva y a todo el cuerpo activo de Bomberos Voluntarios porque esto se pueda llevar a cabo”.