La tormenta que se abatió este jueves desde pasadas las 4 de la madrugada en la ciudad, dejó muestras de lo fuerte que fue el viento que la acompañó. Gálvez amaneció llena de hojas caídas y ramas por doquier, pero lo que más llamó la atención fue este añejo árbol, que no resistió el mal clima y que estaba en la Plaza de las Madres.

Según se puede ver en las fotos, un fuerte remolino lo arrancó de raíz, marcando una postal de los resabios del temporal.

Cabe señalar que hasta el mediodía de hoy, habían caído 43 mm. de agua, y si bien el SMN cesó el alerta meteorológico para nuestra región, se siguen anunciando algunas lluvias para las próximas horas.

Fotos: Hora de Noticias, canal 6, Cablevisión.