Un hombre de 23 años fue detenido este viernes por personal policial tras recibir una comunicación telefónica que informaba que en calles Baigorria y 9 de Julio, en la sede de CAMIL en Gálvez, habrían ingresado personas y se llevaron pertenencias de la cooperativa de acopio de cereales.

“Personal del Comando Radioeléctrico se hizo presente en el lugar, alrededor de las 15:30, y a pocos metros divisaron a un joven que saltaba la cerca portando varios elementos que aparentemente habrían sido sustraídos de la planta acopiadora”, relató el jefe de Zona II de Inspección, Crio. Insp. Gabriel Abbate.

El jefe policial señaló que “se convocó a empleados de la firma e inmediatamente reconocieron las herramientas de mano como amoladoras, un motor eléctrico, matafuegos, monitor LCD de una computadora, pinzas y cables, y en virtud de ello, se trasladó al masculino a la Comisaría local y se establece que participó en este hecho delictivo”.

Asimismo, la investigación prosigue tratando de establecer si había actuado acompañado o no, ya que “cuando se acercó el movil se divisó que dos personas se retiraban a bordo de una motocicleta que no pudo ser detenida en ese momento y estamos investigando si tiene relación con el hecho en sí”.