Este martes, la Universidad Siglo 21 -en su sede en la ciudad, en el “Centro Educativo Gálvez”-, dio la bienvenida a sus ingresantes 2017, en un año “con muchas novedades, ya que se incorporan carreras y cursos cortos, de 2 o 3 meses, que permiten al alumno abrirse a la universidad y conocer el sistema”, explicó a GálvezHOY Raquel Ottolini, coordinadora de la entidad educativa.

Esos cursos cortos incluyen Hotelería, Administración y Gestión Pública entre otros, en tanto que en carreras de grado “se abrieron dos nuevas opciones en la parte agraria, y se incorporó la Licenciatura en Seguridad e Higiene, en la que nosotros contábamos con la tecnicatura”, añadió.

Ottolini se mostró satisfecha porque “venimos creciendo año a año, compartiendo la experiencia de cada alumno, y remarcando siempre que esta Universidad permite que el estudiante vaya a sus tiempos, apuntando siempre al objetivo pero acorde a lo que pueda hacer cada uno… Ha crecido la matrícula, lo que nos deja muy conformes”.

En cuanto a los cambios positivos introducidos desde la casa de altos estudios, “antes la Siglo 21 nos pedía un mínimo de cinco alumnos para poder televisar las clases y ahora no: un solo alumno ya va a tener acceso a la teleclase, donde debe realizar un trabajo colaborativo en forma presencial y prácticos en forma on line”. Y en cuanto al sistema, agregó, “este 2017 se han acoplado los dos anteriores en modalidad distribuida, lo que permite que el alumno asista a clases semanalmente y tenga exámenes parciales y finales aquí en la ciudad”.

Los estudiantes presentes este martes, comienzan el cursado de materias este jueves 23, “pero aún en lo que resta de febrero y todo el mes de marzo, los interesados pueden acercarse a conocernos o inscribirse en Silvio Arcas y Ameghino, o por mail a [email protected], donde atendemos desde las 18:30 hs. a 21 hs. Además, en nuestra página web pueden consultar la oferta académica”.

Ottolini remarcó que lo destacado de la Siglo 21 es que “la tenemos en Gálvez… Hay chicos que al mismo tiempo trabajan y estudian, quizás no terminan en el tiempo que ellos pensaron, pero con perseverancia tendrán su título universitario producido en Gálvez, lo que va a ser un honor para la localidad”. Además, “en cuanto al tema costos, no es lo mismo que enviar a un hijo a estudiar afuera, y tenemos también el tema de la seguridad, con la tranquilidad para la familia que el chico sigue en el hogar, donde se lo puede sostener y contener”.