0331 ministro medioambiente (3) (Copiar)Mi visita se debe a lo que han logrado los distintos gobiernos de esta región, que es vencer la individualidad para encarar desafíos colectivos… Y si bien el tema puntual hoy es residuos sólidos urbanos, creo que a través de la conformación del Consorcio, esto es un paso inicial, pero hay otras líneas de trabajo que una vez avanzado el tema de residuos, podrá encarar como desafíos propios  y la provincia estará acompañándolos”. Con estas palabras, el ministro Jacinto Speranza, titular del recientemente creado Ministerio de Medio Ambiente, inició su diálogo con los medios de prensa este miércoles en la ciudad, donde fue recibido por el intendente Mario Fissore y mandatarios de las localidades de la zona.

El encuentro dio continuidad a una primera reunión que se desarrolló en San Genaro, “para avanzar en los distintos equipos técnicos de los municipios y comunas que estamos trabajando -acotó Fissore- en el proyecto regional GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos), integrado por 22 localidades.  Hoy por ejemplo el gobierno de la provincia acaba de lanzar un programa para adquirir equipamiento al que, que una vez conformado, este consorcio podrá acceder, y se está hablando por lo pronto de adquirir topadores, que son los equipos más costosos, para mantener lo que son nuestros vertederos…”.

De todas formas, Speranza entendió que el problema de los basurales a cielo abierto “se extiende a lo largo de toda la provincia…  Si uno pretendiera trabajar individualmente con cada localidad, no llegaríamos nunca, por eso es importante este trabajo articulado conformando consorcios, donde seguramente van a manejar recursos también… Sé que para cualquier intendente es más agradable invertir para comprar un camión, una ambulancia o un regador,  pero lo que nosotros pedimos es que el tema de residuos sea parte de su agenda en la gestión”.

Los resultados -agregó el ministro- serán positivos en tanto y en cuanto la comunidad se empodere de este tema y como comunidad nos interese. Antes era suficiente con esconder la basura, pero nos dimos cuenta que con ello no bastaba, o si estaba distante, los vientos nos hacían saber a través de los malos olores que el tema ya era para preocupar a todos… Tenemos que entender que este es un proceso que recién se inicia pero que luego es permanente, saber que estas gestiones ahora se empiezan pero van a tener que continuar en el largo plazo”.